Luego de que el Ministerio Público no entregó copia de la carpeta de investigación a los 16 asesores legales de los 18 detenidos por la fuga de un reo en el Cereso de San Miguel, la audiencia programada para este miércoles tuvo que ser diferida para mañana.

Así se estableció a los pocos minutos de iniciada la audiencia, la cual además arrancó con casi cuatro horas de retraso, y en la cual se decidiría la situación legal de los 18 detenidos por la evasión del reo Felipe Hernández Tlatelpa, en el penal de San Miguel.

Fuentes consultadas revelaron que en la audiencia, al momento de individualizarse, la mayoría de los 16 abogados presentes coincidió en que el agente del Ministerio Público no les entregó la carpeta de investigación del caso.

Aunado al retraso en la audiencia por la falta de jueces para desahogar la carga de trabajo, la falta de mantenimiento impidió el uso del sistema de aire acondicionado en una sala con 16 abogados y 18 personas detenidas.

Ante esta situación y al no poder cumplir con su obligación de ofrecer una adecuada defensa a los sospechosos, los litigantes solicitaron el diferimiento de la audiencia para hacerse cargo del contenido de la carpeta de investigación.

Debido a que el expediente cuenta con más de 1 mil fojas, será hasta mañana a las 8:00 horas cuando se reanude la audiencia para tampoco rebasar de forma excesiva el plazo constitucional para decidir la situación legal de un detenido.

Será el jueves cuando, si las condiciones lo permiten, se llevará a cabo la audiencia inicial a cargo del juez de control de la región judicial centro, Aarón Hernández Chino, quien determinará la situación legal de los 17 empleados del sistema penitenciario y el supuesto cómplice de Felipe Hernández Tlatelpa, alias El Pirulí.

Los detenidos

Fuentes consultadas informaron a e-consulta que entre los detenidos está Jorge Gómez Torres, actual director del penal de San MiguelOctaviano Hernández Zaragoza, subdirector del Cereso; Armando Díaz Bello, coordinador de seguridad; y Alfonso Ramírez Gutiérrez, jefe grupo de la Policía Procesal.

Los funcionarios, que están a cargo del penal y estaban en turno al momento de la evasión, fueron parte de los detenidos por parte de la Fiscalía General del Estado, para determinar si por colusión u omisión participaron en la fuga del reo.

Otro de los detenidos es Antonio Díaz Palacios, quien presuntamente fue el encargado de entrar como visita y facilitarle tanto la ropa como el pase a Felipe Hernández Tlatelpa, para que pudiera salir del penal, a plena luz del día, por todos los filtros de seguridad y por la puerta principal.

Además de los mandos y del presunto cómplice, están detenidos otros 13 custodios que estaban en los accesos por los que pasó Felipe Hernández Tlatelpa, por lo que también serán objeto de valoración para determinar su responsabilidad.