Adriana Luna Díaz, egresada de la Licenciatura en Biología de la Universidad de las Américas Puebla, fue incluida por Forbes en su lista de Treinta Promesas de los Negocios 2021, reconocimiento otorgado a los emprendedores mexicanos que encontraron la fórmula para solventar la crisis de salud mundial procedente del SARS-CoV-2 y liderar la recuperación del país.

El Coronavirus resultó un monumental desafío para las empresas mexicanas, obligándolas a transformarse prácticamente de un día a otro o desaparecer. Aquellas subsistentes hallaron formas innovadoras de mantenerse a flote, aprovecharon las oportunidades de negocio dadas por la pandemia u ofrecieron soluciones a problemas específicos de la sociedad mexicana de manera resaltante, marcando algún tipo de tendencia que atrajo la mirada de Forbes, revista en México cuyos temas abordados son negocios, finanzas, industria, inversión y estilo de vida; que periódicamente genera listas para destacar a personas o empresas con potencial.

Las 30 Promesas de los Negocios 2021, integró a Tierra de Monte como una historia exitosa en un período de salud crucial. Esta empresa dirigida por la egresada de la UDLAP desarrolla diferentes productos para desplazar el uso de agroquímicos en los campos de cultivo, bajo el fin de mejorar su rendimiento, aumentar la rentabilidad, controlar plagas y enfermedades. “Siempre da mucha esperanza e impulso poder tener estos indicadores de que estamos haciendo las cosas bien, nos sentimos con una gran responsabilidad por haber sido seleccionados dentro de muchas otras, que también hacen grandes avances y aportaciones a la sociedad”, manifestó la Mtra. Luna Díaz.

Para la egresada de la Universidad de las Américas Puebla, la inclusión a la lista de Forbes es un cambio en el paradigma de los negocios, pues dentro de las 30 empresas hay al menos cuatro certificadas con el Sistema B, una certificación a empresas buscando hacer cambios positivos, tanto sociales como ambientales para todo el planeta. Del restante, la mayoría están buscando resolver problemas sociales y climáticos, no solo lucrar o comercializar bienes o servicios sin importar su impacto socio ambiental. “Todas estamos orientadas hacia mejorar nuestro entorno, comunidad, economía, país y el hecho de que Forbes reconozca estas empresas nos hace pensar que el paradigma de los negocios está evolucionando”, agregó la Mtra. Adriana Luna.

Hoy Tierra de Monte se enfoca en cuatro proyectos: la expansión internacional, puntualmente a Francia y Canadá, cuyo proceso se hace de manera minuciosa; otro enfocado hacia pequeños productores para poderles llevar tecnología, además de ofrecerles respuestas a las limitaciones y retos en conjunto con otras empresas, por ejemplo, acceso a financiamiento conforme a sus necesidades. Uno más interconectado a mujeres relacionadas al sector agrícola (productoras, jornaleras, académicas, agrónomas), para buscar la generación de puntos de encuentro entre féminas urbanas y rurales para fortalecer relaciones y que los logros, aprendizajes, sabiduría, redes de apoyo que operan en ambos lados se puedan comunicar para fortalecerse todas.

El cuarto es el impulso fuerte a su línea urbana, “una herramienta para revitalizar los espacios citadinos, para que la huella del ser humano en estos lugares sea buena, que en lugar de frenar los procesos naturales sea un ayudante en los flujos de la naturaleza, así poder abordar a la vez los problemas del cambio climático, bienestar en la ciudades, soberanía alimentaria, producción local, etcétera”, explicó la CEO de Tierra de Monte, quien recibió su segundo reconocimiento por parte de una revista en menos de seis meses, después de GQ.