Debido al alza generalizada de algunos productos de la canasta básica en la oferta de los restaurantes, propietarios de estos establecimientos no descartan que en un corto plazo haya incrementos en su menú si los insumos siguen aumentando sus costos

Así lo dio a conocer Olga Méndez Juárez, presidenta de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac).

En entrevista con e-consulta informó que el 90 por ciento de los más de 1 mil establecimientos dedicados a la venta de comida en la entidad poblana han decidido no subir sus costos, por el momento, esto a pesar del incremento anómalo en los precios de los productos de la canasta básica, de más del 60 por ciento.

Aunque Méndez Juárez reconoció que esta decisión merma la utilidad que puedan tener los restaurantes, es un sacrificio que hacen los socios para lograr vender un poco más. 

Para algunos este escenario ya resulta incosteable y cerca del 10 por ciento de los restaurantes han optado por aumentar sus precios hasta en un 5 por ciento, solo para poder costear sus gastos.

“Hemos tratado de mantener los precios, hasta donde es posible, la verdad yo creo que un incremento ahorita lastimaría la economía (...) hasta ahorita hemos sondeado que, del total de restauranteros, aproximadamente el 10 por ciento ha hecho ajustes a su carta, en algunas cosas en un 5 por ciento, como máximo”, señaló. 

De acuerdo con el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), en la primera quincena de mayo el incremento anual en los precios de productos y servicios en la ciudad de Puebla fue de 6.18 por ciento. 

Se reportó que los productos que aumentaron su precio fueron el jitomate, con alza de 15.68 por ciento; carne de cerdo, 3.55 por ciento; tortilla de maíz, 1.45 por ciento, el pollo aumentó 1.39 por ciento y 0.82 por ciento la carne de res.

Cabe recordar que el presidente del sector Alimentos, Bebidas y Agroindustria, de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) en Puebla, Carlos Julian Sosa Spinola, informó que debido a la sequía que se está viviendo en México, así como efectos de la pandemia y aumento de combustibles son situaciones que hay provocado incrementos en los precios de los productos de la canasta básica.