Hasta 2022 Puebla podrá tener niveles económicos similares a los que tuvo en 2019, año previo a la pandemia Covid-19.

Ni la reaper­tura de actividades comerciales e industriales, puede acelerar la lenta recuperación económica de la entidad gobernada por Luis Miguel Barbosa Huerta.

Durante 2021 se prevé que 28 de los 32 estados del país logren que crezca su Producto Interno Bruto (PIB) y entre esas entidades se encuentra Puebla, pero el crecimiento no alcanzará los niveles previos al inicio de la pandemia.

En el análisis Situación Regional Sectorial México BBVA Research, referente de investigación y de análisis económico en países de América, Europa y Asia, indica que la economía de Puebla cayó 10.9 por ciento en 2020.

El estado, que aún permanece en color amarillo en el semáforo epidemiológico, tuvo un Producto Interno Bruto de 534 mil millones de pesos que para este 2021 se estima en alrededor de 576 mil millones de pesos, lo que representa una recuperación de 7.9 por ciento.

Sin embargo, el 7.9 por ciento de crecimiento no alcanza para que la entidad tenga los niveles del año previo a la pandemia, de acuerdo con BBVA Research.

La zona Sureste, a la que pertenecen Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán, tuvo la menor contracción como región, con -6.7 por ciento; la región del Sur, integrada por Guerrero, Morelos, Oaxaca, Puebla, Tlaxcala y Veracruz, tuvo la mayor contracción, de -9.2 por ciento.

La caída en la región sur se debió principalmente a las contracciones en las actividades comerciales, la construcción y subsectores manufactureros. 

Otro de los factores que afectaron a Puebla se encuentra en las ventas globales de la industria automotriz, que ya descendían desde 2018, pero en 2020 se agravaron.

Al menos en el mercado interno, Volkswagen, empresa instalada en Cuautlancingo, vendió en 2020 60 mil 142 unidades contra las 91 mil 758 del año previo, según datos del Inegi retomados por BBVA Research.

Zacatecas y Sonora son los únicos estados que alcanzarán niveles similares a los de 2019, con tasas de crecimiento de se prevé una 11.3 y 6.1 por ciento; en el mismo rango se encontrará Tabasco, a pesar de que este año su economía se contraerá 0.8 por ciento.

De acuerdo con los especialistas de BBVA Research, otro factor que pegó fuerte al crecimiento de Puebla fue el flujo de Inversión Extranjera Directa (IED): en 2020 el total en las entidades se contrajo 14.8 por ciento respecto de 2019, a pesar de lo cual Oaxaca, Nayarit y Durango presentaron crecimientos de 369.9, 365.3 y 201.5 por ciento, respectivamente.

En contraparte, por segundo año consecutivo se tuvo una contracción en la mayoría de las entidades: las caídas más fuertes, con -71.1, -81.2 y -154.3 corresponden a Puebla, Quintana Roo y Zacatecas, respectivamente.