La Guardia Nacional es corporación de seguridad más rezagada en la certificación de sus elementos, pues apenas 10 mil 396 (9.9%) de los 104 mil 267 elementos estimados cuentan con el Certificado Único Policial (CUP).

El CUP acredita que los integrantes aprobaron las evaluaciones de control y confianza, físicas, toxicológicas y de conocimiento para desempeñar la función policial.

En contraste, a 116 mil 609 agentes estatales ya les fue emitido el CUP, lo que equivale a 65.9% del universo estimado de 177 mil 64, según el informe de la Estrategia Nacional de Seguridad Pública que entregó en abril al Senado la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Rosa Icela Rodríguez Velázquez, el cual reporta datos hasta febrero de 2021.

En las policías municipales se registra un avance de 63%, correspondiente a 80 mil 432 elementos de un universo estimado de 125 mil 908.

Las tareas de certificación le corresponden al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), encabezado por Leonel Cota Montaño, cuya labor es dar seguimiento a los acuerdos del Consejo Nacional de Seguridad Pública, presidido por el Titular del Ejecutivo federal.

En julio de 2019, el Consejo Nacional de Seguridad Pública acordó un plazo adicional de 18 meses para que las instituciones de seguridad pública federales y locales certificaran a sus policías. El acuerdo se publicó en septiembre de ese año, por lo que el plazo venció en marzo pasado.

De acuerdo con la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, los elementos que no acrediten los exámenes para la obtención del CUP deben ser separados de las corporaciones.

En el informe, la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Rodríguez Velázquez, reportó que el avance en la certificación se vio impactado por la pandemia de Covid-19, “ya que las áreas evaluadoras involucradas se vieron afectadas en sus capacidades de atención durante el periodo de confinamiento”, según una información del diario El Universal.