El gobierno de Puebla reveló que en el subsuelo del Centro Histórico de la capital, debajo del concreto del zócalo, hay túneles y que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) debe hacer una intervención en el sitio para su investigación.

El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta señaló que fue notificado del hallazgo el pasado jueves por parte de Sergio Vergara Berdejo, secretario de Cultura y que la noticia le causó una “enorme emoción”.

“Se había vuelto un mito su muy probable existencia, donde se encontrarán seguramente muchísimos valores históricos; impresionante”, declaró.

Barbosa Huerta comentó que su administración busca conservar materiales tan importantes como las lajas de la plaza de armas, algunas de ellas numeradas con las fechas de su colocación, en el año de 1700.

Al respecto, insistió en que con las recientes obras a cargo de la Sedatu y el Ayuntamiento de Puebla fueron retiradas unas lajas.  “Por eso es importante que se contabilicen y se vuelan a poner ahí, y no corran riesgo de que, levantadas, se abuse de ellas”.

Una vez más pidió al INAH un reporte sobre las lajas del Centro Histórico que fueron intervenidas para su retiro, además de una investigación del nuevo hallazgo de las cámaras subterráneas.

“El INAH tendrá que hacer un proyecto sobre esta obra (la remodelación del zócalo) y va a estar encima, se los digo de una vez, encima, porque estamos en Puebla entidad y vamos a estar pendientes de todo este gran hallazgo (el túnel)”, finalizó.