Un video compartido en redes sociales muestra cómo un empleado de Cinépolis fue agredido por unas mujeres, madre e hija, a quienes se les pidió que bajaran los pies.

La joven le advirtió al trabjador que si lo denunciaba podría pasar 80 años en la cárcel o salir hasta que se comprobara que era inocente.

Se informó que el joven no perdió su trabajo y que no hubo denuncia en su contra, pese a las advertencias que le hicieron las mujeres.

“Tienes que aprender a respetar. Si hubieras pedido las cosas bien desde un principio, esto no estuviera pasando. Se te hace muy fácil, pero si yo te acuso, te vas 80 años a la cárcel o por lo menos un buen rato hasta que demuestres que eres inocente”, es la amenaza que recibió el empleado.

Por medio de YouTube, en el canal de YosStop, un usuario que se identificó como el trabajador afectado, que tiene una cuenta con el nombre de Leonardo Sevilla Rojas, contó los hechos.

Aquí lo ubicado:

Buenas tardes , yo soy el trabajador al que le pasó todo esto , les cuánto que paso

“Le pedí a la señora(mamá de la chava que sale) que bajara los pies de la butaca me dijo que no los tenía arriba que solo eran sus piernas y le dije que de todas maneras no se podía , me dijo que si había maltratado algo o roto le dijera pero que si no ,que mejor no dijera nada ,le volví a pedir amablemente que los bajara y se me puso intensa me pidió hablar con el gerente , fui por un supervisor y la señora comenzó a insultarme diciendo muchas vulgaridades , a lo cual yo le pedí disculpas si la había ofendido , la niña se puso a grabar amenazando que nos iba a acusar de acoso, la señora se paró y dijo que me iba a partir la madre y que me iba a golpear a lo cual yo me salí de la sala y le hable a seguridad ,  la señora continúo gritando y diciendo que iba a demandar a todos(incluyendo a seguridad)

Y la chava empezó a decir que le seguridad le tomo fotos y que yo también , al momento de querer irme la señora me jalo de el chaleco y me empezó a gritar que no me iba a ir por qué me iba a ir a la cárcel , seguí bajando y fue cuando me soltó dos patadas,el policia me dijo grabalas por como se están comportando , y me empezaron a amenazar las dos que si las grabe me iba a denunciar por lo cual grabe a escondidas con el teléfono por eso la señora y la chava se agarraron de valor a decirme las cosas.

Otra cosa el problema duro aproximadamente 2 horas”.

Tras el relato, muchos le expresaron su apoyo al trabajador y le dijeron que no tenía que haberse disculpado.