En el percance de la Línea 12 del Metro, en el que 25 personas han fallecido y 87 resultaron lesionadas, el asegurado es el Sistema de Transporte Colectivo (SCT) Metro, no las personas, así que la manera en la cual se desahogarán compensaciones y reparaciones de daños a usuarios y transeúntes afectados la deben informar funcionarios de la Ciudad de México, informó la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

“La familia que fue dañada, que fue lastimada, que lamentablemente tuvo una pérdida, no es la persona que está asegurada por GMX, a menos que GMX además tenga una póliza con esas personas por separado, informó por su parte Grupo Mexicano de Seguros (GMX Seguros), la aseguradora del Gobierno de la Ciudad de México.

Al ser el asegurado el Metro, el primero que tiene que sentarse rápidamente con la compañía de seguros es la empresa, de tal suerte que pueda atender las coberturas que tiene contratadas”, detalló en videoconferencia de prensa Édgar Karam, vicepresidente de las aseguradoras mexicanas.

De acuerdo con un oficio del 31 de diciembre de 2020, GMX obtuvo por adjudicación directa el contrato de un seguro integral para el gobierno de la Ciudad de México por 329 millones de pesos, uno para semovientes –“animales o seres orgánicos que viven, sienten y se mueven por propio impulso”, de acuerdo con las definiciones de la póliza de un año previo– por 28 millones de pesos, y uno más por 298 millones 406 mil pesos para el STC.

En general, la cobertura del Programa Integral de Aseguramiento de Bienes Patrimoniales y de Personas del Gobierno de la Ciudad de México cuesta 2 millones 84 mil pesos diarios a los capitalinos, incluidos impuestos, y sólo la del Sistema de Transporte Colectivo asciende a 817 mil 553 pesos diarios, según información del diario La Jornada.