Los accesos de la Universidad Iberoamericana de Puebla están blindados con cámaras de vigilancia que miden la temperatura corporal, mientras un camino con señalética indica el camino a salones y laboratorios que podrán ser abiertos a partir de este 24 de mayo.

La universidad informó que el jueves y viernes de la semana pasada, representantes de la Secretaría de Educación de Puebla hicieron una visita para conocer las condiciones del retorno por día hasta de mil alumnos.

“Estamos en la parte final, hemos cumplido con todo. Esperamos tener la resolución en las próximas fechas”, dijo Mario Patrón Sánchez, rector de la Ibero Puebla, al referir que en próximos días esperan que se ratifique la autorización de la reanudación de clases para un aforo de 25 a 40 por ciento de alumnos.

Durante su mensaje, aclaró el rector que nunca presentaron “a medias”, el cumplimiento del retorno a clases y desmintieron estos señalamientos publicados en un comunicado de la Secretaría de Educación.

“Francamente ha sido un trabajo muy colaborativo, lo que nos sorprendió de ese boletín es que hablaron de un porcentaje cuando todavía no habíamos presentado la solicitud; es más, debieron decir que estábamos en 0% porque no habíamos presentado el trámite. Me parece que fue una distracción de comunicación social de la Secretaría, lo digo así, con esa honestidad”, agregó.

Mario Patrón Sánchez recordó que el regreso a clases será voluntario y condicionado al semáforo epidemiológico de Covid-19.

Sin dar un número particular, comentó que disminuyó en 5 por ciento la matrícula durante el primer año de la pandemia y aumentaron casi al 90 por ciento los programas para apoyar a estudiantes de escasos recursos económicos, para que no abandonaran sus estudios.

Hasta ahora, más de 700 maestros y colaboradores han sido capacitados para dar clases en el sistema híbrido.

¿Cómo será regresar a las aulas?

El ingreso de los estudiantes, maestros y personal administrativo estará condicionado al automonitoreo Covid-19 a través de la plataforma institucional.

Primero, al acceder, tendrán que caminar por las cámaras termográficas, donde habrá personal de salud para atender cualquier posible anomalía.

Además, deberán responder un cuestionario con datos de sintomatología, signos vitales y conductas de convivencia.

En áreas comunes se podrá utilizar el dispensador de gel antibacterial y los filtros sanitarios.

Concepción Rosales Orozco, directora de Planta Física y Servicios Generales, explicó que los salones cuentan con un aforo con base en sus dimensiones y la amplitud de las ventanas.

En la nueva normalidad, las clases serán de 90 minutos y 30 más para limpieza junto con desinfección. Anteriormente las clases eran de 120 minutos.

Los salones cuentan con cámaras con inteligencia artificial que permiten hacer tomas en diversos ángulos, permiten la interacción con quienes toman clase desde su computadora en casa y observar contenido que se escribe desde la pizarra.  

Para las clases de corte teórico, la modalidad híbrida permitirá tener una experiencia de contacto permanente entre los alumnos que asista a la cátedra y los que la sigan desde su casa, situación que será particularmente favorable para el 48% de la matrícula, que no reside en Puebla.

En total, el salón tiene dos cámaras, un micrófono y un proyector que van conectados a una computadora.

En la librería y la cafetería los espacios se redujeron a más del 50 por ciento y hay micas que separan a uno de otro. Por mesa sólo deberán estar dos personas.

Lilia Vélez Iglesias, directora general Académica, señaló que en laboratorios se reducen de 8 a 10 los asistentes.

Se estima que la inversión supera los 4 millones de pesos y se habilitaron con equipo con inteligencia artificial 44 salones, ocho en las preparatorias IBERO Puebla y Tlaxcala.

Preparan vacunación en Puebla

Por separado, el gobernador Miguel Barbosa señaló que para la entidad se prepara la logística para vacunar a 156 mil maestros.

Indicó que el tema del regreso a clases debe ser coordinado en todos los niveles de gobierno de acuerdo a las necesidades de cada estado y cada región. “Para Puebla ya está trazada una ruta propia para arrancar en agosto”.

Dio a conocer que el pasado fin de semana se reunió con representantes de la Secretaría del Bienestar, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), para definir la logística.

Antes del retorno, las escuelas tienen que resolver primero el tema del cierre de cursos, señaló.