El diputado local Gabriel Biestro Medinilla denunció que Morena impuso sin una encuesta de por medio a la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco como candidata a la alcaldía de Puebla. 

En rueda de prensa virtual denunció este martes que el partido no utilizó la encuesta como un criterio para definir la postulación, lo cual contradice la convocatoria del proceso de selección y los estatutos. 

El legislador plurinominal anunció que el partido le entregó este día el dictamen que justifica la postulación de la edil, pero ahí se admite que el nombramiento no se definió por encuesta como se prometió. 

Dijo que cuando se nombró la candidatura le presentaron una encuesta donde supuestamente había perdido, pero ahora que sabe que no se consideró la medición, reclamó que todo fue una simulación para designar a la edil por “dedazo”. 

Calificó como una “burla” el proceso interno y dijo sentirse indignado, así que insistirá en impugnar ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). 

De las irregularidades responsabilizó al senador Alejandro Armenta Mier y al enlace nacional, Carlos Evangelista Aniceto, también integrante de la Comisión Nacional de Elecciones (CNE). 

El expresidente del Congreso local denunció que el dictamen ratifica que el proceso fue opaco e inequitativo, por lo que exigió al dirigente nacional Mario Delgado Carrillo aclarar las irregularidades 

Morena excluye encuesta 

El dictamen de la CNE para justificar la candidatura de Rivera Vivanco fue enviado a Biestro Medinilla por mandato del TEPJF, pero efectivamente la encuesta no se encuentra en los parámetros que sustentan la designación. 

El documento solo enlista cuatro criterios utilizados para elegir la candidatura:  

El primero fue una revisión de los nombres de los aspirantes y sus semblanzas curriculares, mientras que en el segundo factor “se analizó el contexto político, electoral y social en el municipio de Puebla. Encontrando la necesidad de postular el perfil que cuente con trabajo político consolidado para estar en aptitud de fortalecer la estrategia política de Morena y resultar ganadora o ganador”. 

Como tercer paso se realizó una consulta en medios de comunicación, redes sociales, además de “consultas directas con referentes políticos de la entidad”. 

El último parámetro que menciona es más bien el fallo, pues señala que después de los tres puntos anteriores la CNE procedió a realizar la calificación de los aspirantes y arribó a la conclusión de que Rivera Vivanco era el perfil “idóneo”. 

Discrecionalidad, facultad prevista 

Morena defendió en el dictamen de la CNE que la discrecionalidad para designar sus candidaturas es una facultad prevista en la ley, ya que sus métodos forman parte de la auto gestión de los partidos políticos. 

A decir del partido, Rivera Vivanco genera una “expectativa de triunfo electoral”, ya que cuenta con un trabajo consolidado como alcaldesa y se ha apegado a los principios del partido, razón por la cual se considera procedente su registro como candidata a la reelección.