Consejeros de Morena denunciaron al dirigente nacional del partido, Mario Delgado Carrillo, porque han pasado casi tres meses sin que reconozca a Mario Bracamonte González como delegado en funciones de dirigente en Puebla.

Los denunciantes son el regidor con licencia Edson Armando Cortés Contreras; la exdirectora de Recursos Humanos de la Secretaría de Educación estatal, Aracely Bautista Gutiérrez, y Julián de Jesús Pérez Tapia, quienes han encabezado las marchas y trifulcas en las oficinas del partido, así como la toma del IEE.

Los tres acusaron de omiso al dirigente nacional,  a los demás integrantes del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) y a la Comisión Nacional de Elecciones (CNE).

Por ello exigen a la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ) que proceda a sancionarlos por no validar hasta ahora la designación de Bracamonte González.

La comisión admitió la denuncia el pasado 19 de abril en el expediente CNHJ-PUE-947/2021, y dio un plazo de 48 horas al CEN para que responda las acusaciones.

Exigen reconocer a Bracamonte 

En su denuncia los quejosos relataron que el 11 de febrero enviaron un escrito al CEN, a la CNE y a la presidenta del Consejo Nacional, Bertha Luján Uranga, para exponer dos temas:la realización de una sesión del Consejo Estatal, donde supuestamente se aprobó el nombramiento de Bracamonte González y la solicitud a Delgado Carrillo para que “realizara las gestiones necesarias” para ratificar la designación y registrarla ante el Instituto Nacional Electoral (INE).

Como a la fecha esto no ha ocurrido, los denunciantes acusaron de omiso al presidente del CEN, sus demás integrantes y a la CNE.

Mientras tanto el grupo afín a Bracamonte González mantiene protestas en la sede del partido y el Instituto Electoral del Estado (IEE), además de que se ha enfrentado con morenistas afines a Édgar Garmendia de los Santos, quien es reconocido por Delgado Carrillo como dirigente oficial de Morena en Puebla.