A poco más de año y medio falta para que dé inicio la próxima Copa Mundial en Qatar, las innovaciones de primer mundo continúan, además de que la gran mayoría de estas sedes están prácticamente listas para recibir al público.

Los modernos recintos del estado soberano ubicado en el oeste de Asia harán vivir a las y los asistentes una experiencia casi inolvidable, pero todavía más se espera una alta demanda de turistas que hagan uso de todas unas peculiares innovaciones.

Se trata de un conjunto de hoteles flotantes en la costa de Qetaifan Island North, en la ciudad de Lusail, que servirá precisamente como la sede para la Gran Final de la justa mundialista.

“Rumbo al mundial de Qatar 2022, se aceleran los trabajos de construcción para garantizar a los turistas opciones innovadores de hospedaje. Uno de los proyectos más innovadores en el cual se está trabajando es un conjunto de 16 hoteles flotantes, los cuales se construirán en las costas de Qetaifan Island North, en la ciudad de Lusail a 23 km de la Ciudad de Doha. El proyecto está cerca del Estadio mundialista “Lusail” que albergará la gran final del mundial de Qatar 2022. Este estadio tendrá un aforo para 80.000 espectadores y su construcción finaliza este año, contará con nueve pisos, sistema de refrigeración y una estructura que al concluir el certamen se convertirá en un espacio comunitario que incluye colegios, negocios, cafés y hospitales”, se lee en el comunicado que emitió la embajada de Qatar en nuestro país. 

Los 16 hoteles flotantes, que estarán conformados por cuatro pisos, tendrán la capacidad para albergar un total de mil 616 habitaciones, con un largo de 72 metros y un ancho de 16 metros. Al término del Mundial, los hoteles podrán ser instalados en otras ubicaciones costeras, ya que requieren sólo cuatro metros de profundidad. 

A medida que se acerca la fecha del Mundial y ante las expectativas de la llegada de más de 1.2 millones de turistas, se planea un incremento de opciones de hospedaje en el país y el número de habitaciones en hoteles ubicados en la capital Doha, que son alrededor de 40 mil habitaciones entre hoteles de 5,4 y 3 estrellas.

Es por eso que además de los hoteles flotantes se han construido zonas llamadas “fan villages” o “aldeas para fans”, que son instalaciones temporales con estructuras y tiendas de campaña tipo glamping, las cuales ofrecerían alojamiento adicional para entre 10 mil y 15 mil turistas más.

También se ha planteado la posibilidad de alojar a los visitantes en barcos de crucero que permanecerían anclados en el puerto de Doha durante el Mundial. De hecho, según las autoridades, alrededor de 40,000 personas podrían ocupar 20,000 camarotes acondicionados a bordo de cruceros.

Foto: Twitter