El presidente del Instituto Electoral del Estado (IEE) de Puebla, Miguel Ángel García Onofre, urgió a morenistas a dirimir sus conflictos de manera interna o en tribunales, pero sin obstaculizar la organización de la elección del 6 de junio.

Tras la toma del organismo y el plantón de morenistas afines al diputado local plurinominal Gabriel Biestro Medinilla, el consejero pugnó por no involucrar a las autoridades en pleitos de candidaturas.

En rueda de prensa virtual aclaró este lunes que el IEE no tiene nada que ver en la disputa, pues solo los tribunales pueden resolver las presuntas irregularidades que se acusan, como opacidad e imposición en la selección de candidaturas.

Recordó que hay decenas de impugnaciones en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), así que pidió esperar la resolución de forma pacífica.

De las acusaciones que se han vertido sobre el instituto, aclaró varios rumores e imprecisiones, como el supuesto registro de candidaturas fuera del plazo legal.

Precisó que el 13 de abril venció el plazo para recibir solicitudes de registro, pero la ley contempla diez días de tolerancia para corregir las solicitudes o entregar algún documento faltante, de ahí que los partidos han acudido a solventar los requerimientos.

De la supuesta sede alterna para registros de candidaturas, enfatizó que el IEE no tiene otras oficinas más que las centrales, ya que todavía no se habilitan los consejos distritales y municipales.

El consejero detalló que en total se recibieron 2 mil 220 solicitudes de candidaturas, 13 de ellas de aspirantes independientes y el resto de los partidos políticos, pero hasta el 3 de mayo se determinará cuáles se aprobarán para que empiecen campaña al día siguiente.

Nueva bodega

Tras los señalamientos de fraude en la elección de 2018, García Onofre anunció que el IEE cambió de bodega electoral, a fin de evitar irregularidades como las denunciadas hace tres años por Morena y el ahora gobernador, Miguel Barbosa Huerta.

Sin precisar la ubicación, dijo que el inmueble se ubica en el parque industrial Chachapa y solo tiene habilitada una entrada, para que no se repita el acceso desmedido que hubo en 2018.

La actuación del instituto provocó que Morena solicitara al Instituto Nacional Electoral (INE) la destitución de los consejeros, pero tras dos años y medio, el viernes pasado se desechó la queja.

El consejero afirmó que se investigará a los servidores públicos que fueron involucrados en las anomalías y continúan en el cargo, ya que el INE ordenó reabrir el caso.

Como la investigación debe realizarla el Órgano Interno de Control y personal de esta área fue denunciado, aseguró que las pesquisas se llevarán a cabo por otros departamentos para evitar que los acusados sena "juez y parte".