Matilda es una mujer que el día de su cumpleaños decidió realizarse una prueba de ADN con la finalidad de conocer más acerca de su pasado genealógico, sin embargo, no espera encontrarse con la noticia de que se encontraba familiarizada con su novio.

A través de unos videos que publicó en su cuenta de Tik Tok, la usuaria que se identificó bajo el nombre de Matilda contó la historia de cómo descubrió que estaba saliendo con su primo.

De acuerdo con los medios, Matilda es una mujer adoptada, por lo que, el día de su cumpleaños, su novio decidió hacerle un regalo especial y le pagó los resultados de una prueba de ADN a fin de averiguar un poco acerca del pasado familiar de la joven.

De tal forma que, en septiembre del año pasado conoció los resultados y con ello una lista de sus posibles familiares, entre los que destacó un nombre exactamente igual al de su novio:

“Obtuvimos los resultados, estaba revisando la lista de parientes y le dije a mi novio: 'Oye, esto es bastaste raro, soy pariente de alguien que tiene el mismo nombre que tú'. Así fue como descubrí que estaba saliendo con mi primo”, señaló la mujer en el video.

Asimismo, informó que entre los detalles de la prueba de ADN, se señala que los individuos eran primos terceros, es decir que, compartían los mismos tatarabuelos. No obstante, la joven siguió investigando por su cuenta, descubriendo que, en realidad se trataba de un parentesco con su abuela paterna, familiar que, posiblemente, los vinculaba, de tal forma que los jóvenes eran primos segundos.

“Estoy bastante segura de que en realidad somos primos segundos, lo que significa que compartimos bisabuelos y estamos relacionados a través de mi bisabuela paterna, Katerina. Mi ex es un gran tipo y todavía me preocupo por él profundamente, pero ya saben, es raro”, señaló Matilda.

Y, aunque el acontecimiento tuvo lugar el año pasado, Matilda confesó en el video que, fue hasta este mes, en abril que ambos decidieron terminar su relación. De acuerdo con lo mencionado, el hecho de que fueran familiares solo fue un factor que influyó junto con otros problemas que ya tenía la pareja.

“Recibí el kit de ADN para mi cumpleaños a fines de septiembre, obtuvimos los resultados la primera y segunda semana de diciembre. Ahora es abril, rompimos hace una semana, principalmente porque odio la confrontación, además hubo otros problemas”, finalizó la joven.

Con información de: Milenio