El debut de Cruz Azul en la Liga de Campeones de CONCACAF terminó por ser un partido criticable debido al partido tan ‘llanero’ que ofreció quien, ni más ni menos, es el actual líder invicto de la Liga MX y que suma 11 triunfos de manera consecutiva.

Los dirigidos por Juan Reynoso enfrentaron al Arcahaie de Haití, un equipo semiprofesional que su valor económico ni siquiera aparece en registros oficiales. El partido no fue en el estadio del club haititano debido a que la confederación suspendió todos los partidos allí ante un altercado suscitado hace poco. Con mucho o poco valor de mercado, el Arcahaie logró sacar un empate a cero goles, lejos de la cascada de anotaciones que se pronosticó.

Reynoso dio descanso a los jugadores que lo han acompañado a lo largo de las 13 jornadas disputadas en el campeonato mexicano, quizás con el pecado de subestimar a un rival que se dedicó a incomodar. En el juego de vuelta en el Estadio Azteca lo más probable es que los goles aparezcan y la Máquina avance, pero lo hecho en República Dominicana, fue gris, pues sólo evidenciaron que hay jugadores con un nivel poco aceptable.

En el campo cruzazulino estuvieron elementos como Andrés Gudiño, Jaiber Jiménez, Alexis Peña, Misael Domínguez, Alexis Gutiérrez, Josué Reyes, Walter Montoya y Elías Hernández. De los habituales, únicamente Rafael Baca estuvo presente, aunque no con una gran actuación.

Aunque hubo aproximaciones celestes para intentar rematar al arco, las imprecisiones de Domínguez y Santiago Giménez (quien recibió pocos balones) terminaron por sellar una de las participaciones más oscuras del cuadro cementero en este certamen. Arcahie notó que el vendaval azul que se pronosticó fue un mito, lo que les proporcionó suficiente confianza para ir hacia adelante con llegada ‘peligrosa’.

El juego entró en una etapa complicada una vez que los haitianos comenzaron a pegar y a llevarse tarjetas amarillas, jugadas que afectaron a Elías Hernández y Santiago Giménez al recibir patadas peligrosas. La situación no le agradó a Reynoso y también se acercó para sugerir los cartones preventivos.

Ya con el cero a cero cantado, La Máquina dejó todo para el partido de vuelta. Este miércoles también entrarán en acción los otros equipos mexicanos León y América,  quienes tratarán de hacer lo propio Toronto y Olimpia, respectivamente.

Foto: Twitter