“Necesitamos un gobierno y una sociedad que rechacen toda retórica de antagonismo y que empiece a pensar en términos de la comunidad y del todo”, expresó Juan Pablo Aranda Vargas, catedrático e investigador de la Facultad de Ciencias Políticas y Gobierno.

El docente explicó que el bien común se encuentra en aspectos muy simples como que los ciudadanos puedan ejercer sus derechos, que haya estabilidad en las instituciones y que haya gobernanza.

Comentó que en una democracia, todo gobierno está llamado a regir junto a los demás y que en la actualidad vivimos en regímenes que se olvidan de esta parte. “Tienden a una retórica populista y adoptan la visión reduccionista de que el pueblo los apoya y todos los demás son enemigos”.

Subrayó que el gobierno actual, lejos de promover una actitud de bien común para todos, está promoviendo la confrontación, el antagonismo y el apapacho de su base electoral a costa del desarrollo y el bienestar de todo el país.

Por su parte, Matías Rivero Marines, catedrático de la Facultad de Derecho, comentó que la sociedad se encuentra en una situación delicada ante las señales inequívocas de intromisión y descalabro en el equilibrio de poderes. Esto con relación a la misiva enviada por el ejecutivo federal para cuestionar la detención de las reformas energéticas que otorgó el juez Juan Pablo Gómez Fierro.

También mostró preocupación por la iniciativa realizada por parte de algunos diputados para modificar la ley de amparo y con esto evitar que se puedan hacer suspensiones que tengan que ver con organismos reguladores de energía.

A todo esto, Aranda Vargas expresó que es tarea de la ciudadanía informarse y abandonar la comodidad de quejarse desde el sillón o las redes sociales. “Tenemos que reapropiarnos del espacio público, debemos exigir al gobierno… para eso debemos reactivar la solidaridad”.

Sobre la situación actual que vive el poder legislativo, Rivero Marines cuestionó la cantidad de perfiles (actores, cantantes, deportistas, etc.) que están promocionando los partidos políticos para ocupar un puesto.  “Son perfiles populares pero no capaces; no creo que tengan la capacidad que debe tener un técnico legislativo para realizar un análisis constitucional”.

También agregó que este año es primordial para la vida democrática del país, “es fundamental que los ciudadanos nos demos cuenta que en nosotros reside el poder de elegir; la participación ciudadana siempre estará dirigida a promover no solamente el bien común sino un estado democrático y un estado derecho como aquella condición en la que se cumple la ley”.

El catedrático Juan Pablo Aranda profundizó que urge ver a los partidos políticos en un verdadero diálogo. “No se trata de una visión romántica, los partidos hacen el bien común cuando verdaderamente llevan a las cámaras los intereses de aquellos a quienes dicen representar para mejorar las cosas”.  

Finalmente Matías Rivero agregó que generar políticas públicas que tengan el objetivo del fortalecimiento social y construir programas de gobierno que estén bien diseñados también son aportes para el bien común.