La Secretaría de Seguridad Pública Estatal rindió homenaje a uno de los dos elementos de la Policía Estatal que fueron asesinados el 10 de marzo durante una emboscada en el municipio de Jolalpan, en la Mixteca poblana.

Se trata del comandante de la base de Teotlalco, Pedro Sánchez Lima, de 37 años de edad, quien estaba siendo velado desde ayer por la mañana en una agencia funeraria de la capital poblana.

Fue así que los familiares de Pedro accedieron a que los restos del policía pudieran estar unos minutos en las instalaciones de la Policía Estatal Preventiva en la colonia Azcárate, antes de ser sepultado.
 
En este sentido se llevó a cabo la ceremonia luctuosa encabezada por el subsecretario de Coordinación y Operación Policial de la SSP, Pedro León Toro Peña, quien realizó el pase de lista y participó en el minuto de aplausos que se le ofreció al oficial caído en cumplimiento de su deber.

Durante el homenaje póstumo estuvo presente la esposa de Pedro Sánchez y sus dos hijos menores de edad, los cuales recibieron en reconocimiento un lábaro patrio y la indumentaria de gala del policía que desempeñó varios cargos dentro de la corporación.

Cabe recordar que fue el pasado miércoles 10 de marzo cuando el comandante Pedro Sánchez Lima y su escolta, el policía Óscar Norberto Ríos, circulaban a bordo de una patrulla de la Policía Estatal en la carretera que va de Jolalpan a Teotlalco.

Los oficiales, que venían de dar acompañamiento a personal de la Secretaría de Gobernación en la zona, fueron emboscados por un grupo de pistoleros que, desde un cerro, dispararon en su contra haciendo que perdieran el control de la patrulla y volcaran.

Ambos oficiales murieron y aunque la Secretaría de Seguridad Pública Estatal aseguró que ya estaban identificados los agresores, no han precisado a cuál de las bandas que operan en la región pertenecen, ya que entre ellas están "Los Rojos" y "Los Michoacanos".