Sergio Pérez continúa dio continuidad a la demanda en contra de MGI Asistencia Integral, compañía vinculada a Petróleos Mexicanos (PEMEX), por 2.8 millones de dólares. Lo anterior se debe a un incumplimiento de contrato luego de que se le retirara el patrocinio al ahora piloto de Red Bull antes de que finalizara el plazo del mismo, como señaló el diario Reforma.

Desde el 2019, ‘Checo’ ha litigado ante MGI Asistencia Integral por terminar el contrato de manera anticipada, asegurando que la empresa actuó de mala fe el contrato que amparaba el patrocinio de PEMEX, pactado el 9 de octubre de 2018 y que estaría vigente durante todo 2019.

Sin embargo, debido al cambio de administración con el nuevo sexenio la paraestatal mexicana sostuvo tener "otras prioridades de gasto", por lo que dejó de ser uno de los patrocinadores del piloto mexicano al momento que presentó su automóvil para la campaña 2019, cuando aún estaba con Racing Point.

El nacido en Guadalajara terminó el 2019 en la décima posición del campeonato de pilotos con 52 puntos, mientras que el año pasado terminó en la cuarta plaza con 125 unidades, solo detrás del siete veces campeón mundial de Mercedes, Lewis Hamilton, su coequipero Valtteri Botta, y su nuevo compañero Max Verstappen de Red Bull.

En tanto, ‘Checo’ pidió una medida cautelar en la que se aseguraran las cuentas de MGI por el monto que le deben, el cual equivale a cerca de 58 millones de pesos. Sin embargo, el Juzgado Noveno en Materia Civil rechazó la moción.

De acuerdo con Reforma, el juez Rodolfo Sánchez Zepeda dictó sentencia el 9 de octubre, donde absolvió y condenó en parte a MGI. Si bien, la sentencia todavía no ha sido publicada por el juzgado, ya fue apelada por ambas partes, por lo que el proceso se alargará todavía algunos meses.

En la actualidad, ‘Checo’ continúa su preparación de cara al inicio de la temporada 2021 de la Fórmula 1 con la escudería austriaca Red Bull Racing, con la que firmó un año de contrato.

Foto: Twitter