Carlos Cárdenas Ramírez, director de Seguridad Pública, fue detenido el miércoles 2 de marzo, junto con el director del Cereso, Abraham Juárez Martínez y con el jefe de custodios del penal, y Bibiano Cortés Aldana, por su presunta participación en la balacera ocurrida en el Hospital General de Zacatlán para liberar a Ángel N., quien cumplía una condena por secuestro.

Mientras cumplían sus funciones los hombres fueron asegurados por miembros de la Fiscalía General del Estado de Puebla que investigan su relación con la balacera registrada el domingo 28 de febrero entre policías municipales y civiles que ingresaron por un secuestrador al Hospital General de Zacatlán.

Cárdenas Ramírez fue llevado a la Fiscalía Especializada en Investigación de Secuestro y Extorsión (FEISE), quienes se encargarán de determinar su relación con el comando armado.

Durante la balacera del 28 de febrero resultaron heridos dos policías municipales, por lo que se abrió una carpeta de investigación que más tarde arrojó la presunta participación de Carlos Cárdenas Ramírez, Abraham Juárez Martínez y el jefe de custodios Bibiano Cortés Aldana.

Cárdenas Ramírez trabajó como director de seguridad pública de la capital poblana durante la alcaldía de Enrique Doger Guerrero en 2005 y el gobierno de Mario Marín Torres, a pesar de que en 1993 ingresó a la cárcel por el delito de homicidio

En los primeros minutos del jueves la Fiscalía General del Estado de Puebla informó que también fueron detenidos Iván N., comandante de Seguridad Pública y los policías Luis Armando N. y Miguel Ángel N por elementos de la Agencia Estatal de Investigación.