La detención del ex gobernador  Mario Marín Torres debe destapar los hechos de corrupción de su administración, su fortuna mal habida y los prestanombres en Puebla, declaró el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta.

Durante conferencia de prensa, el mandatario señaló que la captura del último gobernador del PRI en Puebla abre la posibilidad de ampliar las investigaciones y que su administración colaborará con el gobierno federal para que se aplique la ley.

Nosotros vamos a ser parte activa en esa investigación. La definición es: la captura de Mario Marín abre la puerta a que se investigué mucho más de las causas del proceso por el cual hoy está detenido allá en Cancún”, dijo.

Además, Barbosa opinó que es momento de indagar en la enorme corrupción que sufrió la sociedad poblana y no “volver a las prácticas del pasado de mentir” o quedarse callados ante los hechos del pasado.

Este 3 de enero, Mario Marín Torres fue detenido e ingresó al Cereso de Cancún, Quintana Roo, a la espera de que inicie su proceso penal por el delito de tortura en agravio de la periodista Lydia Cacho.

Miguel Barbosa no dudó que desde la federación se inicien otros procesos jurídicos y también que las carpetas de investigación por hechos de hace más de 14 años prescriban.

“En la política se habla de cosas increíbles, por ejemplo, la enorme fortuna de Mario Marín puesta en manos de prestanombres acá en Puebla; enorme (fortuna), y puesta en manos de hombres corruptos igual que en otras partes del estado. ¿No creen que debe saberse?, ¿no creen que debe saberse quiénes son los prestanombres de Mario Marín? y ¿cuál es la historia que rodeó a ese momento político y social en nuestro estado?. Muchas cosas van a salir”, agregó.

Finalmente, reiteró que no solo debe revisar la violación a derechos humanos y los actos de tortura en contra de la periodista Lydia Cacho, sino otros delitos en los que Mario Marín Torres incurrió como servidor público.