Al referirse a Mario Marín Torres, ex gobernador de Puebla, que “ya está detenido, ya fue remitido y viajó a Cancún para enfrentar su proceso en Quintana Roo”, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, afirmó que “todos en este país debemos tener un proceso justo”, independientemente de quien se trate.  

Durante la mañanera, desde Palacio Nacional, la encargada de la política interna del país, puntualizó que todos los mexicanos tienen derecho a la presunción de inocencia hasta que se demuestre lo contrario.  

Recordó que a ella le tocó ofrecer la disculpa pública del gobierno federal a la periodista, Lydia Cacho, en la Secretaría de Gobernación, y reconoció que la comunicadora había sufrido tortura psicológica en su traslado y violación a sus derechos humanos.