Cuatro trabajadoras del ayuntamiento de Tehuacán acusaron a Miguel Morales Hernández, director de Obras Públicas por acoso y aunque no han acudido a instancias legales para dar solución al problema, esperan que el alcalde, Artemio Caballero López, pueda intervenir y despedir o por lo menos remover a otra área al funcionario.

Las cuatro trabajadoras pidieron mantener el anonimato ya que temen perder su trabajo o que la denuncia pueda pasar a mayores, sin embargo, ya no quieren seguir siendo víctimas de su propio jefe, por ello esperan ser atendidas a la brevedad.

Agregaron que el acoso del que son víctimas constantemente tiene que ver con la invitación del funcionario a salir, además, acusaron que Morales Hernández ha hecho tocamientos o da abrazos sin consentimiento, ya que lo hace cuando están distraídas, recalcaron que han sido varias mujeres las que se han quejado de esa misma situación, pero, no han querido alzar la voz, por temor a ser despedidas

Externaron que tienen pensado acudir ante las instancias legales para que las acciones del funcionario no queden impunes, pero, antes quieren arreglar la situación de la mejor manera y una de ellas fue dialogar con el presidente municipal, Caballero López.

Cabe mencionar que e-consulta se comunicó con el funcionario antes referido para que diera su postura al respecto, sin embargo, mencionó que el número estaba equivocado y ante tal situación no fue posible conseguir su versión.

Por su parte, el área de Comunicación Social de la comuna manifestó que “el ayuntamiento de Tehuacán y el presidente suplente Andrés Caballero López, defienden los derechos de todas las personas. Hasta el momento no existe ningún señalamiento formal, por lo que el ayuntamiento no puede emitir una postura. Es fundamental apegarnos al estado de derecho y sobre todo lo que salvaguarda la integridad de las personas, refrendamos el compromiso de este ayuntamiento de velar por los derechos de todos los ciudadanos”

La última ocasión en que trabajadores del ayuntamiento realizaron un paro de labores fue en el mes de abril de 2020, en donde mujeres de la Policía Municipal denunciaron a los altos mandos de Seguridad Pública por acoso y fueron despedidos.