La senadora Nancy de la Sierra Arámburo presentó una proposición con Punto de Acuerdo ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión para exhortar al Gobierno de México a considerar a las y los trabajadores de las funerarias y crematorios del país como grupo poblacional prioritario en la aplicación de la vacuna contra el Covid-19.  

La propuesta busca garantizar la salvaguarda de la salud en aquellas personas que, por su oficio, se encuentran más expuestas frente al virus ante la segunda ola de contagios que se ha reportado en los primeros días del año 2021, tal como se ha considerado al personal médico, de enfermería y a las personas adultas mayores por parte del Gobierno de México. 

De la Sierra Arámburo comentó que “debemos alarmarnos por los trabajadores de estos centros que han sido víctimas del virus; pero también porque el Instituto Mexicano del Seguro Social nos ha advertido en el lineamiento de manejo general de cadáveres con diagnóstico confirmado o sospechoso de Covid-19, ya que tales cuerpos pueden suponer un riesgo de infección para las personas que entren en contacto directo con ellos”.

Recientemente llegó al territorio mexicano el primer cargamento de vacunas con al menos 400 mil dosis, lo que representa una esperanza para que regresen a la normalidad los distintos sectores sociales y se estabilice el sistema de salud.

 Mientras tanto, continúa el aumento en la demanda de servicios funerarios como resultado de los fallecimientos por Covid-19, incluso diversas funerarias han reportado la saturación de su servicio, el fallecimiento de algunos trabajadores por contagio y la negación a recibir los cuerpos de las personas que murieron a causa de este virus.

“El personal de funerarias y crematorios ha sido un elemento clave para sobrellevar esta emergencia sanitaria. Si bien no forman parte del cuerpo médico que busca sanar a las y los enfermos, son profesionales que buscan despedir a las y los fallecidos por Covid-19 con respeto y dignidad, trayendo alivio a las familias que han perdido a sus seres queridos durante esta terrible crisis global”, expresó la Senadora durante su intervención.

 Legisladoras y legisladores de distintos Grupos Parlamentarios se adhirieron al exhorto, haciendo a un lado las diferencias partidistas ante la importancia de implementar acciones que permitan proteger la salud de aquellas personas que han mostrado su espíritu de servicio y vocación durante la pandemia y que, además, requieren la protección de forma inmediata frente al virus.