El Tribunal Electoral del Estado de Puebla (TEEP) exoneró al gobernador Miguel Barbosa Huerta de cometer violencia política contra la alcaldesa de la capital, Claudia Rivera Vivanco.

En sesión pública este miércoles declaró “inexistentes” las agresiones denunciadas por la edil de Morena.

Por unanimidad los magistrados dieron por infundados los agravios de la presidenta, que se quejó de cuatro declaraciones del mandatario.

A decir del tribunal, los dichos de Barbosa Huerta no demeritaron a Rivera Vivanco por ser mujer, no resultaron estigmatizantes, no vulneraron sus derechos político-electorales ni le impidieron el ejercicio de su cargo público.

Rivera Vivanco se quejó de una declaración de Barbosa Huerta emitida en una conferencia de prensa el 24 de marzo, en la que un reportero le cuestionó si tendría contacto con la alcaldesa y el gobernador respondió “no, no, qué horror”.

Otro dicho que le causó agravio es del 18 de junio, donde el mandatario señaló que se coordina adecuadamente con todos los alcaldes del estado, excepto con la de la capital. “Yo trabajo muy bien con todos los presidentes, excepto con la de Puebla”, expresó aquel día.

Otro reclamo fue por la conferencia del 25 de junio, en la que Barbosa Huerta reprochó que no había coordinación con el ayuntamiento de Puebla para enfrentar la pandemia de Covid-19.

“Estamos actuando serenos, tomando acciones fuertes, solos, sí, solos. ¿Verdad que sí, municipio de Puebla?, solos (…)”, expuso aquella vez.

Otro dicho fue luego de la denuncia de Rivera Vivanco, el 13 de julio, cuando Barbosa Huerta dijo: “de eso me enteré (de la denuncia), sólo eso. Me enteré; no voy a dar opinión. Quiere pleito la señora, yo no voy a darle pleito”.