La alcaldesa de la capital Claudia Rivera Vivanco recurrió al Tribunal Electoral del Estado de Puebla (TEEP) para exigir que se impongan medidas cautelares al gobernador Miguel Barbosa Huerta, por incurrir en presunta violencia política de género.

La presidenta municipal exige revocar una resolución donde el Instituto Electoral del Estado (IEE) le negó las medidas cautelares.

Su recurso de apelación fue admitido por el tribunal el 23 de julio y el proyecto de resolución está a cargo del magistrado presidente, Gerardo Saravia Rivera.

El juicio tiene el número de expediente TEEP-A-141/2020 y demanda echar abajo la resolución de la Comisión de Quejas y Denuncias del IEE emitida el 13 de julio.

En su dictamen la comisión solo negó las medidas cautelares, más no desechó la denuncia de Rivera Vivanco, como afirmaron algunos medios de comunicación.

Al IEE no corresponde resolver la queja, sino únicamente integrar el expediente y, cuando esté listo, remitirlo al TEEP para que determine si existió violencia política.

En sentencias previas sobre violencia política, el tribunal ha sancionado a los responsables con amonestaciones, disculpas públicas o con la obligación de acudir a cursos de sensibilización, aunque hace unos días se aprobaron reformas para imponer sanciones más severas.

La denuncia de Claudia Rivera

Rivera Vivanco denunció violencia política en su contra por declaraciones de Barbosa Huerta, como la emitida en una conferencia de prensa el 24 de marzo, en la que un reportero le cuestionó si tendría contacto con la alcaldesa y el gobernador respondió “no, no, qué horror”.

Otro dicho que le causa agravio es del 18 de junio, donde el mandatario señaló que se coordina adecuadamente con todos los alcaldes del estado, excepto con la de la capital. “Yo trabajo muy bien con todos los presidentes, excepto con la de Puebla”, expresó aquel día.

Otro reclamo es sobre la conferencia del 25 de junio, en la que Barbosa Huerta reprochó que no había coordinación con el ayuntamiento de Puebla para enfrentar la pandemia de Covid-19.

“Estamos actuando serenos, tomando acciones fuertes, solos, sí, solos. ¿Verdad que sí, municipio de Puebla?, solos (…)”, expuso aquella vez.

Tras la denuncia en su contra el gobernador declaró el 13 de julio: “de eso me enteré (de la denuncia), sólo eso. Me enteré; no voy a dar opinión. Quiere pleito la señora, yo no voy a darle pleito.