Este 9 de diciembre se celebra el aniversario luctuoso de Jenni Rivera, quien falleció al estrellarse el avión en el que viajaba con su equipo mientras se trasladaba a la ciudad de México. Sin duda, el deceso de la cantante dejó un gran vacío en la escena musical, pero sobre todo en su familia, quienes se han tenido que sobreponer a la difícil pérdida de la intérprete y a 8 años de la muerte de la Diva de la Banda, así ha cambiado la vida de su familia.

Doña Rosa Rivera

Tras el trágico deceso de Jenni, la matriarca de la familia enfrentó otro duro golpe y recientemente reveló que en el 2014 le diagnosticaron cáncer de mama. "Me operaron y me cortaron el pecho, pero la herida no cerró porque tengo diabetes, después me dijeron que tenía que hacerme las quimios que eran seis, aparte de eso era una inyección cada dos semanas. Me daba vómito, era terrible, yo se que para mis hijos era muy difícil, para mí también, fingir que no me dolía, fingir que estaba bien". Afortunadamente le ganó la batalla a la terrible enfermedad y se hizo una reconstrucción de senos: "Tenía que ponerlos para poder sentirme bien, ya bastantes años me había sentido yo mal, de baja estima", comentó. Doña Rosa actualmente se encarga de las labores altruistas iniciadas por Jenni y asegura que no está cerrada a encontrar de nuevo el amor tras su divorcio de Don Pedro Rivera.

Don Pedro Rivera

El padre de los Rivera sigue dirigiendo la casa disquera Cintas Acuario, como lo hacía antes del fallecimiento de la cantante, desde donde sigue apoyando talentos y en el 2019 sorprendió a más de uno revelando que se había vuelto a casar, ahora con su asistente, Juana Ahumada : "Si exactamente [me casé] con Juana Ahumada precisamente, hace un tiempecito nos casamos y pues gracias a Dios nos está yendo muy bien ¡siempre tratamos de portarnos bien! Gracias a Dios, sí, estamos muy bien Gracias a Dios y pues ahí vamos en la lucha siempre". Don Pedro ha manifestado estar tranquilo y feliz en esta nueva etapa de su vida y ha regresado a trabajar al lado de su hijo, Lupillo Rivera, para ayudarlo en sus futuros proyectos como cantante.

Gustavo Rivera

Se dice que Gustavo Rivera tuvo una fuerte disputa con Lupillo Rivera tras el fallecimiento de Jenni e incluso llegó a golpear con un bate el auto del cantante frente a sus hijos pequeños, situación que llevó a mantener un distanciamiento dentro de la misma familia. Con el pasar de los años parece que los hermanos lograron resolver sus diferencias, pero recientemente Gustavo Rivera volvió a convertirse en noticia al sufrir un aparatoso accidente automovilístico, hecho que ha preferido mantener en el misterio y en el que al parecer estuvo en riesgo su vida, afortunadamente no pasó a mayores y su hermano menor , Juan Rivera, habló un poco sobre el tema : “Mi carnal, específicamente nos pidió, que nadie hablara sobre el accidente, él es el único que estaba ahí, quién puede dar detalles, yo nada más, le doy gracias a Dios, que mi carnal está vivo […] Prefiero que mi carnal lo hable y lo explique", hasta el momento Gustavo no ha dado más detalles sobre el percance.

Lupillo Rivera

"El Toro del Corrido" fue duramente criticado y cuestionado por su proceder tras la muerte de su hermana, Jenni Rivera, lo que lo llevó a distanciarse del resto de su familia por varios años, hasta el 2018, que  anunció su divorcio de Mayeli Alonso después de 12 años de matrimonio. Tras confirmar su ruptura, Lupillo recuperó poco a poco la cercanía con su familia mientras lidiaba con el escándalo mediático de su separación. Meses después, el cantante participó en La Voz México donde inició un romance con su colega Belinda, de quien se dice estuvo muy enamorado al grado de tatuarse el rostro de la cantante en el brazo, pero la relación duró muy poco y aunque quedó algo lastimado, se repuso pronto e inició un noviazgo con una guapa chica de 25 años mientras considera borrarse el tatuaje de Beli: "Ya mero, ya mero, ahora resulta que me van a pagar para quitárselos, así que va a estar interesante", reveló.

Juan Rivera

El hermano menor de Jenni fue uno de los que más han sufrido la partida de la intérprete y aunque profesionalmente se ha destacado con su empresa de producción y representación, emocionalmente sigue lidiando con la ausencia de su hermana. "Ya casi no he querido llorar, me he guardado mucho, me duele ver cosas de mi hermana, me duele ver cosas de ella, la psiquiatra me dice que he bloqueado todo ese dolor". A pesar de su dolor Juan se ha encargado de varios proyectos musicales póstumos de Jenni, de las relaciones públicas de la familia Rivera  y sobre todo, se ha convertido en un pilar para los cinco hijos de la cantante.

Rosy Rivera

Sin duda la vida de Rosy cambió totalmente a raíz del deceso de Jenni Rivera, pues de un momento a otro tuvo que hacerse cargo del imperio que la cantante había logrado y que dejó en sus manos, además de convertirse en la tutora de los hijos menores de la Diva de la Banda. Con el paso del tiempo, Rosy logró sacar el banco a flote y pudo hacerse cargo de los negocios de Jenni y se aseguro de que la voluntad de la cantante se cumpliera al pie de la letra, además,  escribió un libro donde narra su experiencia como víctima de abuso sexual y ayuda a mujeres que han vivido situaciones similares. Rosy también se ha destacado dentro del mundo de la farándula participando en varios reality shows, en los conciertos en homenaje a Jenni y como productora.

Jhonny Lopez

El hijo menor de Jenni Rivera sin duda fue uno de los más afectados con la muerte de su madre ya que solo contaba con 11 años, por lo que fue cuidado y cobijado por sus hermanos mayores, sus tíos y abuelos. A los 16 años, Jhonny se declaró abiertamente homosexual y presento públicamente a su pareja, recibiendo el apoyo de toda su familia, pero tras dos años de relación el romance terminó y Jhonny revelo que no le gustaría volver a tener un noviazgo  con otro hombre ya que la dinámica entre dos varones no fue de su agrado. En el 2019 Jhonny decidió seguir los pasos de su madre y su hermana lanzándose como cantante bajo el nombre artístico de Juan Ángel López.

Jenicka Lopez

Jenicka pudo ver cumplido el sueño de festejar su fiesta de  15 años al lado de su madre, sin imaginar que dos meses después la perdería para siempre. La menor de las hermanas Rivera ha demostrado ser muy independiente pues apenas cumplió la mayoría de edad y se fue de casa para vivir con su pareja y aunque parece haber heredado el talento vocal de su madre, la joven  no incursionado en el canto hasta el momento y ha preferido crecer en su carrera de influencer compartiendo sus conocimientos en moda y estilo de vida para chicas curvy.

Jaquie Rivera

Jaquie Rivera se refugió en el cristianismo  tras la muerte de Jenni y en nombre sus creencias decidió  buscar  y perdonar a  su padre a pesar de que su madre luchó para que él estuviera en la cárcel por abusar sexualmente de Jaquie, Chiquis y Rosy Rivera cuando eran pequeñas, lo que le valió sin fin de críticas, pero la joven defendió su postura de querer tener una relación sana con su progenitor y contó con el apoyo de su familia y hermanos. Desde la muerte de la cantante Jaquie Rivera tuvo tres hijos más, se divorció y reconcilió nuevamente con el padre de sus hijos, además de someterse a un proceso que la ayudó a bajar 32 kilos de peso, lo que la ha llevado a dar un giro en su vida y sentirse mejor que nunca.

Michael Marín

El hijo varón Mayor de Jenni Rivera se ha mantenido alejado de las polémicas  y se ha concentrado en el arte, trabajando con varios artistas en Los Ángeles donde ha creado varios murales, muchos de ellos en honor a su madre. Michael también se ha convertido en padre soltero y se dedica tiempo completo a la crianza de su hija Luna, quien padece autismo y quien fue una de las dos únicas nietas que llegó a conocer Jenni.

Chiquis Rivera

La hija mayor de Jenni Rivera es sin duda quien más cambios ha vivido desde el fallecimiento de la cantante. Después de haber estado distanciada de su madre al momento de su muerte, aclarar la polémica en torno al supuesto romance que mantuvo con Esteban Loaiza y recuperar la confianza de su familia, Chiquis  logró retomar la tutela de sus hermanos menores de quienes se hizo cargo totalmente, además de escribir un libro en el que relata su verdad y lanzarse como empresaria y cantante, carrera en la que fue duramente criticada en su inicio, pues era comparada constantemente con Jenni, sin embargo este 2020 Chiquis logró ganar su primer Latin Grammy como mejor álbum de música banda. En el aspecto personal, Chiquis también ha vivido bastantes turbulencias  y tras llegar al altar en el 2019 con Lorenzo Méndez, en octubre del 2020 anunció su divorcio del cantante a solo un año de su boda, pero ahora se especula una reconciliación entre la pareja ya que se les ha visto muy juntos durante los últimos días. Al parecer Chiquis no solo heredó la belleza y el talento de su madre si no también su adicción a las relaciones complicadas.

Esteban Loaiza

El  viudo de la Diva de la Banda actualmente se encuentra enfrentando una condena de tres años de cárcel por el delito de narcotráfico tras ser capturado con más de 20 kilos de cocaína en su posesión. Días antes de entregarse para cumplir su condena, Loaiza fue captado en una playa de San Diego, preocupando a sus seguidores por su extrema delgadez, pues se cree que puede estar sufriendo alguna grave enfermedad, además de que el panorama no pinta muy bien para el ex pelotero, quien  fue informado por el juez que tras cumplir su tiempo en la cárcel, será deportado de inmediato a México.