Puebla ocupa el segundo lugar en trabajo infantil y en actividades laborales no permitidas para menores de edad, con tasas por arriba del promedio nacional, según la Encuesta Nacional de Trabajo Infantil (ENTI) 2019 que se publicó este lunes.

El estudio fue realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en colaboración con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), con datos al cierre del cuarto trimestre del año pasado.

A nivel estatal las tasas de trabajo infantil más altas se estuvieron en los estados de Oaxaca con el 21.5 del total de la población de 5 a 17 años de edad; en Puebla con el 18.3 por ciento y Chiapas con el mismo porcentaje.

En tanto que Baja California y la Ciudad de México tuvieron los indicadores más bajos de trabajo infantil con 5.3 y 5.4 por ciento, respectivamente.

A nivel nacional la tasa de menores de edad inmersos en el mundo laboral fue de 11.5 por ciento, que representa aproximadamente 3.3 millones de niños de entre 5 y 17 años de edad que realizan alguna actividad económica.

Puebla también protagoniza actividades no permitidas

El Inegi mide además el trabajo infantil en actividades económicas no permitidas, las cuales comprenden dos grupos de población que van de aquellos que trabajan a pesar de tener una edad menor a la legal.

Pero también incluye a los que teniendo la edad mínima para trabajar lo hacen en sectores económicos y ocupaciones peligrosas o prohibidas y en horarios prolongados, de acuerdo con lo estipulado en la Ley Federal del Trabajo.

Se considera de alto riesgo sobre todo las actividades en la construcción, minas, el sector agropecuario, bares o cantinas.

En este rubro nuevamente la tasa de ocupación no permitida estuvo encabezada por Oaxaca con el 14.9 por ciento de la población infantil, seguido por Puebla con 12.6 por ciento y Chiapas con el 11.9 por ciento.

En contraste Baja California Sur y la Ciudad de México se ubicaron en las entidades con el menor número de niños en estas ocupaciones, con 3.1 por ciento cada una, seguidos por Baja California y Nuevo León con el 3.4 y 3.5 por ciento, respectivamente.

A nivel nacional la población infantil de 5 a 17 años en actividades económicas no permitidas por la ley o que ponen en riesgo la salud o afectan el desarrollo físico y mental de las niñas, los niños y adolescentes, fue del 7.1 por ciento, que representa aproximadamente 2 millones de menores. 

Puebla es cuarto lugar en quehaceres domésticos

El tercer segmento que considera la Encuesta Nacional de Trabajo Infantil 2019 es la de los menores que realizan quehaceres domésticos en condiciones no adecuadas, ya sea con actividades económicas que contribuyan al ingreso familiar pero que se hacen con un horario desmedido o bajo condiciones inseguras.

En este sector Puebla ocupó el cuarto lugar a nivel nacional con una tasa del 7.4 por ciento, mientras que Oaxaca, Chiapas y Michoacán ocupan los tres primeros lugares con tasas de 9.3, 8.7 y 7.7 por ciento, respectivamente.