La futbolista Paula Dapena, quien milita en el Club Viajes InterRías FF de la tercera división femenil española, se negó a rendir homenaje a Diego Maradona como parte de un gesto feminista durante un partido amistoso en el que cayeron 10 goles a 0 ante el Deportivo La Coruña.

Mientras sus compañeras y adversarias se mantuvieron en línea y de pie para guardar un minuto de silencio en homenaje a la leyenda del futbol mundial, (fallecida el miércoles a los 60 años), Dapena se mantuvo dando la espalda en sentido contrario a las demás jugadoras, como parte de su inconformidad.

“Por las víctimas no se guardó un minuto de silencio, entonces, obviamente no estoy dispuesta a guardar un minuto silencio por un maltratador y que no se haga por las víctimas", explicó Paula al diario web gallego Pontevedra Viva, aludiendo al reciente Día Internacional por la Erradicación de la Violencia contra las Mujeres (25 de noviembre), que no motivó ningún gesto similar.

La jugadora de 24 años reprocha el trato que Maradona tuvo hacia las mujeres, anunciando que realizaría el gesto como parte de su desacuerdo.

Aunque reconoció que el exfutbolista argentino poseía grandes cualidades y habilidades dentro del terreno de juego, señaló que "no se le puede perdonar todas las barbaridades que cometió” fuera del campo.

“Para ser jugador, hay que ser primero persona y tener unos valores más allá de las habilidades", agregó en sus declaraciones para Pontevedra Viva.