Tras casi dos días de la toma del Congreso de Puebla diputadas de la coalición Juntos Haremos Historia por fin atendieron en persona a las feministas para escuchar sus demandas.

Alrededor de las 9 de la mañana de este jueves llegaron las legisladoras para sostener el encuentro.

En la reunión participaron el presidente de la Junta de Gobierno, Gabriel Biestro Medinilla y la presidenta de la Mesa Directiva, Nora Merino Escamilla, que el miércoles descalificaron e intentaron deslegitimar la protesta ante los medios de comunicación.

También acudieron legisladoras que a pesar de su pasado en el activismo ahora por más de 40 horas ni siquiera se pronunciaron en redes sociales sobre la manifestación en el Congreso.

Entre ellas Vianey García Romero, Tonantzin Fernández Díaz, Guadalupe Tlaque Cuazitl y Paola Ruiz García (de Morena) así como Mónica Lara Chávez (del PES).

La primera mesa de diálogo se llevó a cabo en la sala 1 del poder Legislativo y duró alrededor de una hora y media.

En ella sólo se abordó el contenido del pliego petitorio presentado por las mujeres, pero no se habló nada sobre levantar la toma del recinto legislativo o el plantón que permanece afuera.

Entre sus principales demandas destaca la mesa de trabajo con el gobernador Miguel Barbosa Huerta y el fiscal Gilberto Higuera Bernal, así como la despenalización del aborto y poner a debate público los alcances y resultados de la Alerte de Género emitida en abril de 2019.

Se espera que por la tarde se lleve a cabo otra reunión donde ahora sí se llegue a acuerdos con los legisladores.