El café  es una de las bebidas más consumidas a nivel global, su sabor y aroma lo hacen irresistible, de igual manera sus propiedades antioxidantes y estimulantes hacen del café una bebida perfecta para tomarse por las mañanas o en una tarde de charla con amigos.

Debido a su gran popularidad, el café ha adoptado diversas maneras de preparación y diversas variedades en las que puede ser consumido, estas variantes pueden conseguir diferentes sabores o modificaciones a la textura del café, si eres un amante de esta bebida, entonces debes conocer las siguientes manera en que se puede servir un buen café:

Capuchino 

Es una variante que nació en Italia, según las historia fue en Viena donde esta bebida se preparó por primera vez.  Está preparada con café expreso y leche montada, se agrega vapor para otorgarle cremosidad. Un capuchino se compone de 125 ml de leche y 25 ml de café expreso, en ocasiones se agrega cacao en polvo o canela según el gusto del consumidor. La característica del capuchino la da el café expreso la textura y temperatura de la leche, ya que esta no debe pasar de los 65 °C.

Café irlandés 

El Irish coffee es un cóctel que consiste en la mezcla de whisky irlandés, tres cucharadas de azúcar, café y cubierto por dos centímetros de nata. El café irlandés tuvo su origen en los años cuarenta, cuando Joe Sheridan esperaba su avión retrasado, así que debido a las altas temperaturas, pensó que era buena idea agregarle un poco de whisky a su café para de esa manera luchar contra el frio. Convidó de esta mezcla a otros pasajeros, los cuales al preguntarle cómo se llamaba esta bebida, solo respondió: Café Irlandés. Es importante mencionar que se debe tener cuidado con el vapor que se desprende del trago, ya que el alcohol del whisky, al calentarse, se vuelve muy inflamable.

Café moca

si se tuviera que decir de manera simple qué es el moca, podríamos decir que es una variante del café con leche. Está preparado con un tercio de expreso y dos terceras partes de leche evaporada, por último se agrega jarabe de chocolate aunque también puede ser chocolate en polvo. Al igual que el capuchino, el moca es famoso por la cremosa espuma que genera la leche al ser calentada. Puede acompañarse con una pizca de canela, bombones o una barra de chocolate. Existe una variante del moca, al cual se le agrega chocolate blanco.

Café macchiato

Esta variante también es de origen italiano, consiste en una taza normal de café con una pequeña cantidad de leche espumada para otorgarle una textura suave, pero sin llegar al dulzor del capuchino. Su nombre se puede entender como “café manchado” haciendo alusión a la porción de leche que se le agrega, se puede servir simplemente con leche caliente o con leche espumada, ambas variantes son correctas y depende del barista.

Expreso o Café solo 

Su nombre es debido a que esta bebida se obtiene gracias a la utilización de una cafetera de expreso. Es fácil y rápido de preparar, posee un sabor fuerte y una textura cargada. El expreso es la base de la mayoría de variantes del café, ya que se usa como medida de lo que es una taza de café común.  Para la obtención de un café expreso, se hace pasar agua a alta presión a través del café. Para que el agua atraviese el café extrayendo todo su sabor y aroma, es necesario que el molido se haga muy fino.