Pese a que se ha autodenominado como un “Dios” en el deporte de la pelota, este jueves Zlatan Ibrahimovic se mostró en su faceta más "terrenal" luego de fallar un penal en el juego de Milan vs Praga, dentro de la UEFA Europa League.

El veterano goleador de la Serie A erró terriblemente la pena máxima al minuto 36, disparo que pudo ampliar la ventaja de los locales que ya ganaban 1 gol a 0.

 

Mucha potencia

Aunque sea noticia que muy pocas veces se ve, el sueco de 39 años conectó muy abajo el esférico, por lo que la pelota salió hacia el travesaño de la portería defendida por Milan Heča.

Lo bueno para el AC Milan y para el propio Ibrahimovic es que el penal errado no produjo consecuencias graves para el equipo italiano, que se llevó la victoria 3 goles a 0 con anotaciones de Brahim Díaz al 24’, Rafael Leao al 57’ y Diogo Dalot al 66’.