Autoridades de Alemania este miércoles anunciaron un nuevo confinamiento parcial luego de que los casos de contagios de Covid-19 tuvieran un repunte, el confinamiento pretende durar 4 semanas, cerrando sectores restauranteros, culturales y de ocio.
 
Dichas restricciones, durarán hasta el final de noviembre y dentro de estas se estipulan que las reuniones no podrán exceder las 10 personas de dos hogares distintos, por otro lado, los restaurantes aun podrán servir para llevar y tanto escuelas como comercios se mantendrán abiertos.
 
Las actividades deportivas profesionales se realizarán a puerta cerrada, quedando prohibidas las actividades de aficionados de cualquier deporte.
 
Autoridades acordaron que esta medida entre en vigor a partir del lunes: “Está completamente claro que debemos actuar y hacerlo ahora, para evitar una emergencia nacional aguda”, dijo la canciller Angela Merkel a reporteros en Berlín.
 
Se dice que Alemania no ha sufrido tanto la pandemia en comparación con sus países vecinos, pero sus autoridades advierten que se ha empezado a perder el control de la situación.