La salida de Luis Suárez del FC Barcelona no podía ser más emotiva, pues ante el último discurso como jugador culé, el charrúa no contuvo las lágrimas frente a la prensa en lo que fue su.

“Además de un jugador, se va un ser humano que tiene sentimientos”, argumentó Suárez, quien mostró incluso una voz quebrada desde que empezó su discurso.

Pese a la salida, el uruguayo señaló que estará siempre agradecido con el club por la confianza que le depositaron desde su llegada en 2014.

“El Barça sabía en las condiciones que venía, que había cometido un error (la FIFA lo había sancionado con cuatro meses sin jugar por morder al italiano Giorgio Chiellini en el Mundial Brasil), y siempre le estaré agradecido por eso”, confesó.

Las lágrimas de Luis se tornaron en una sonrisa luego de que en el Auditorio 1899 del Camp Nou se proyectara un video con sus mejores momentos.

 

Se va una leyenda

El nuevo destino para el delantero es el Atlético de Madrid, conjunto al que llegará como tercer máximo goleador de la historia del Barcelona con 198 goles anotados.

En su paso por el club Suárez logró levantar trece títulos (1 Liga de Campeones, 1 Mundial de Clubes, 1 Supercopa de Europa, 4 Ligas, 4 Copas del Rey y 2 Supercopas de España) en seis temporadas.

“Ha sido ver un sueño hecho realidad, pero nunca me imaginaba llegar a estas cifras. Aquí debes rendir siempre al máximo y no sabes cuántos años puedes estar. Me voy más que orgulloso y satisfecho de unos años espectaculares y maravillosos en el Barça“, manifestó.

A sus 33 años, aseguró que ha elegido el Atlético porque cree que aún puede rendir en un equipo del máximo nivel: “Me siento capacitado para seguir jugando en Laliga, estoy con muchísimas ganas y quiero demostrar que puede seguir compitiendo, sino en el Barcelona en otro equipo”, puntualizó.

Foto: Captura de Pantalla de Twitter