Tras la extinción del Cabildo de Tehuacán el Congreso de Puebla analizará la destitución del alcalde de Ajalpan, Ignacio Salvador Hernández (del PRD), quien es prófugo de la justicia desde el 5 de abril, luego de ser ligado a la delincuencia organizada.

Vianey García Romero (de Morena), presidenta de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales, anunció que el caso será revisado en conjunto con la Fiscalía General del Estado (FGE).

En entrevista detalló que solicitó un informe y una reunión con la FGE, para conocer la situación jurídica del edil y las acusaciones que pesan en su contra.

En el asunto también intervendrá la Comisión Inspectora del poder Legislativo, pues recordó que hay señalamientos de corrupción y mal uso de recursos.

La legisladora precisó que en Ajalpan solo se solicitó la destitución del alcalde, no la extinción del Cabildo como en Tehuacán, donde se contempla designar un concejo municipal.

No obstante, en un oficio entregado por pobladores de Ajalpan en abril, se demandó al Congreso la desaparición de poderes y una auditoría general al ayuntamiento, por presuntos actos de corrupción y nepotismo del alcalde, así como por vínculos con el crimen organizado, en complicidad con el Cabildo.

En el documento los inconformes señalaron que el edil suplente, Ignacio Salvador Tirzo, es hijo de Salvador Hernández, igual que la contralora, de nombre Gabriela Salvador Rivera, pero acusaron que a pesar del evidente nepotismo ningún miembro del ayuntamiento denunció.

Sobre los vínculos con el crimen refirieron que el 13 de abril la FGE cateó diez inmuebles, incluyendo el cuartel de la Policía municipal de Ajalpan, y detuvo a 12 personas.

Sobre el desvío de recursos acusaron que el ayuntamiento no ha ejecutado ninguna obra, los servicios públicos son deficientes y ya no hay recursos, por lo que exigieron a la Auditoría Superior del Estado (ASE) que practique una revisión profunda.

Libran destitución en 3 municipios

García Romero dio a conocer también que en tres municipios se resolvieron las diferencias entre regidores, alcaldes y ciudadanos, así que ya no se analizarán las solicitudes de revocación de mandato.

Se trata de Amozoc, donde gobierna Mario de la Rosa Romero (de Morena); San Salvador El Seco, de la morenista Irene María Aguirre Rojas, y Tlahuapan, del priista Vival Roa Benítez

No precisó a quiénes se buscaba destituir en cada municipio, pero aseguró que en los tres se dirimieron los conflictos con ayuda de la Secretaría de Gobernación (Segob).

Sobre el caso Tehuacán, García Romero confió en que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) dará la razón al Congreso y validará la extinción del Cabildo y el nombramiento del concejo municipal, pues defendió que ambas medidas se apegaron a la ley aunque la oposición acuse irregularidades.