El Congreso de Puebla pretende declarar la extinción del Cabildo de Tehuacán y nombrar un concejo municipal a pesar de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ordenó abstenerse de ejecutar un fallo.

El acuerdo que se someterá a votación este domingo en una sesión virtual no revela la propuesta del concejo ni contiene nada sobre el freno del máximo tribunal del país.

Solo concluye que la desaparición de poderes en el municipio es procedente debido a que el Cabildo —con todo y el alcalde propietario, Felipe Patjane Martínez y su suplente, Artemio Caballero López— incurrió en violaciones graves a la Constitución Política del estado y varias leyes secundarias.

Presuntos actos de corrupción, ejercicio ilegal de funciones, mal uso de recursos, obstrucción y violencia, omisiones en su deber, toma de decisiones carentes de fundamento, imposibilidad del cumplimiento del deber y mala prestación de servicios son algunas de las conductas que se imputan.

La Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales arguye además la existencia de un supuesto conflicto político entre los regidores que habría derivado en la ingobernabilidad.

La diputada Vianey García Romero (de Morena), presidenta de la comisión, buscaba que la extinción del Cabildo se aprobara desde el viernes, pero la sesión de ese día se canceló y se pasó para el sábado, pero esa también se canceló y se convocó para este domingo a las 9 de la mañana.

La oposición ha adelantado su rechazo al dictamen con el argumento de que representaría un desacato a la suspensión de la Corte.

El pasado 9 de septiembre la SCJN frenó la desaparición del Cabildo de Tehuacán al conceder una suspensión provisional al ayuntamiento.

El alto tribunal ordenó al poder Legislativo no emitir un fallo en tanto no se resuelva la controversia constitucional 118/2020 que interpuso Caballero López el 13 de agosto.

Por ser un tema de índole político y no electoral, el jueves pasado el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) a su vez se declaró incompetente para intervenir y se negó a resolver el juicio de los regidores de Tehuacán contra el proceso de disolución del Cabildo.