El presidente del Patronato de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), Gerardo Sosa Castelán, desvío millones de pesos para adquirir terrenos y construir naves industriales en Puebla, Tlaxcala, Veracruz y la CDMX.

Óscar Pacheco Medina, que fungió como operador de Sosa, es testigo colaborador de la Fiscalía General de la República y rindió testimonio de que el también ex rector de la UAEH desvío millones de pesos de esa institución hacia empresas bajo su control para financiar negocios inmobiliarios en varias entidades.

La transferencia de recursos fue posible debido a que Sosa Castelán, actualmente preso en el penal del Altiplano, ha sido desde hace varios lustros el dirigente del llamado Grupo Universidad, que ha controlado esa casa de estudios y que desde 2015 tiene el control de todo el patrimonio a través de Patronato Universitario, según una nota del diario Reforma.

De acuerdo con el ex operador,  Sosa constituyó, desde hace 20 años, empresas para adquirir terrenos, construir naves industriales y rentarlas, algunas de las cuales se ubican en Apizaco, Tlaxcala; Teziutlán y Tehuacán Puebla; Celaya, Guanajuato; Minatitlán, Veracruz y la Ciudad de México.

Pacheco Medina también reveló el pasado 3 de agosto, al declarar ante la FGR, que  “El 15 de diciembre de 2001 constituí la empresa denominada Inmobiliaria Constructora y Arrendadora Yolo, a solicitud del licenciado Gerardo Sosa Castelán, cuyas decisiones de la empresa dependían de él directamente”.

 El Yolo es un cerro y pueblo del municipio de Tulancingo, la tierra natal de Sosa Castelán,

A través de esa inmobiliaria, Sosa Castelán adquirió terrenos y construyó naves industriales en Apizaco, Tlaxcala; Teziutlán y Tehuacán Puebla; Celaya, Guanajuato; Minatitlán, Veracruz y la Ciudad de México.

La “vocación empresarial” de Sosa Castelán se inició en la universidad con recursos de ésta, con los cuales creó 21 empresas que producen, administran o proveen bienes y servicios a la comunidad universitaria y a clientes externos, según los informes del testigo colaborador, rendidos en la causa penal 263/2020.