Habitantes del municipio de Cuyoaco se manifestaron este viernes en contra de la presidenta municipal, en las instalaciones provisionales que utiliza la actual administración que encabeza Anabel Rechy Benavidez en demanda del suministro de agua potable.

En varias ocasiones han tenido reuniones para exponer la problemática por la falta del vital líquido, pero les han dado largas por lo que no sólo tomaron las instalaciones, sino que amenazan con cerrar la carretera federal Cuyoaco, Puebla hasta que se les dé solución a sus demandas.

Los manifestantes argumentaron que la falta de agua se debe a dos causantes que se traen arrastrando de años y administraciones anteriores como el pago al servicio de luz y mantenimiento de la bomba.

La falta del suministro del hídrico ya lleva prácticamente un mes, aunado a la pandemia “la necesidad del agua se hace más indispensable”, indicaron.

“Ya se le entregaron varios oficios para que comparezca a dialogar con la población, pero hace caso omiso, comentaron los pobladores”.

María Eugenia flores, delegada de gobernación arribó al lugar para entablar una mesa de negociación con la presidenta municipal y la comisión de demandante de la cabecera municipal.

Cabe mencionar que los conflictos con la alcaldesa por falta de acciones vienen desde el año pasado, cuando en febrero del 2019 exigieron que la presidenta municipal pagara la deuda que mantiene con la CFE, para que el bombeo del agua potable fuera constante, asimismo, pedían que  Anabel Rechy Benavides diera atención en el palacio municipal y no en su domicilio particular como lo ha hecho desde su toma de protesta en el mes de octubre.

Desde la administración pasada que encabezó su papá José Luis Rechy Tirado también cerraron la carretera federal ante la falta de respuesta por falta de pago y reparación de la bomba de agua potable en agosto del 2018, allí los pobladores le prendieron fuego a un vehículo oficial en protesta, pues acusaron que habían pasado más de 20 días y en varias colonias no se tenía agua.