Entre 2015 y 2020 se emprendieron 147 investigaciones administrativas por denuncias de acosohostigamiento y discriminación entre la comunidad de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), de las cuales 74 fueron sancionadas.

Así lo dio a conocer la Abogada General de la BUAP, Rosa Isela Ávalos Méndez, durante el foro titulado “Acoso y Hostigamiento sexual”, quien detalló que en los últimos cinco años las denuncias sobre acoso, hostigamiento y discriminación han ido en aumento por el desarrollo de una cultura de la denuncia.

“La oficina que encabezo es la instancia universitaria que conoce, investiga, resuelve y -de ser el caso- sanciona en términos de lo establecido en la legislación universitaria. Como Abogada General de la institución es mi compromiso velar por el cumplimiento de la legislación universitaria y fomentar la igualdad", señaló en su participación.

Mencionó que la información que se presentó está clasificada por año, tipo de hecho o acto cometido, número de personas sancionadas por tipo de hecho, sanción aplicada e investigaciones en curso.

Detalló que de las 147 investigaciones administrativas, 51 fueron por casos de acoso, 68 por hostigamiento y 10 por discriminación.

De ese gran total, 74 tuvieron sanciones, lo que representa el 49.6 por ciento, de las cuales derivó que 34 profesores terminaran su relación laboral con la institución; 27 fueran suspendidos temporalmente y 13 fueran solamente amonestados.

Se informó que las víctimas fueron 167: dos hombre y 165 mujeres, entre las cuales 16 eran menores de edad; 154 eran estudiantes; 6, académicos y 7 no académicos.

De los probables responsables, 150 son del ámbito académico; del área estudiantil fueron 70 y en el área no académica fueron 10.

La Abogada General señaló que se dieron 97 acompañamientos a víctimas, 7 de ellos para formalizar una denuncia ante la Fiscalía General del Estado y 90 acompañamientos fueron de carácter psicológico.

Anuncian Dirección de Igualdad de Género

Por su parte el rector de Alfonso Esparza Ortiz, recordó que cuando inició su gestión las acciones en cuestión de género eran casi nulas.

Precisó que se decidió crear la Dirección Institucional de Igualdad de Género como una instancia plural, pro activa, inclusiva y con capacidad para articular las estrategias de prevención y erradicación así como para atender, canalizar y dar seguimiento a toda las demás instancias que participan en las denuncias presentadas por delitos o faltas relacionadas con la violencia de género, misma que será encabezada por María del Carmen García Aguilar.

A un año de haberse publicado el protocolo para Prevención de la Discriminación y Violencia de  Género en la institución, informó que se publicará hoy la convocatoria para actualizarlo y esperan tener la participación de muchos actores.

Las propuestas serán revisadas y analizadas por una comisión de especialistas y una vez que se determinen las propuestas viables serán incorporadas al protocolo para posteriormente presentarlo a todos los miembros de la comunidad universitaria  ya que es participación colectiva e indispensable para prevenir la discriminación y la violencia de género.

Aclaró que la universidad no es una instancia judicial pero sí tiene la obligación de crear y mejorar permanentemente las normativas hasta lograr el objetivo de igualdad entre mujeres y hombres en entornos libres de violencia y discriminación. 

El rector reconoció que por siglos se ha  normalizado la violencia de género, ya que incluso a través de un meme, selfies, una broma, sin pensar que estos actos aparentemente pueden generar un feminicidio o un crimen de odio.

Finalmente recordó que la violencia de género no se resuelve ocultándola o negándola, ya que la solución está en todos, con la intervención de especialistas en el tema y con la participación de expertos.