Un policía roció gas pimienta contra un individuo luego de que este se negara a ponerse cubrebocas.

Los hechos ocurrieron el Liverpool, Inglaterra. A través de un video que se viralizó en redes sociales, se ve cómo el hombre y el uniformado discuten dentro de un vagón de tren.

El policía le pide al ciudadano ponerse cubrebocas, pues así lo indica la ley de ese país; sin embargo, el hombre se niega repetidas veces a usarlo.

Después de hacerse de palabras, el hombre y el policía empiezan a insultarse; posteriormente, el policía intenta bajar del vagón al hombre, quien se resiste.

Momentos después, los dos empiezan a forcejear. El policía somete al hombre y empieza a rociarle gas pimienta.

Durante la pelea, el ciudadano le pide en repetidas ocasiones que lo deje, pero no accede a ponerse cubrebocas ni a abandonar el espacio público.

Finalmente, el policía inmoviliza al sujeto y le rocía más gas pimienta; sin embargo, el hombre sigue sentado en el asiento, sin querer abandonar el transporte, haciendo caso omiso a las indicaciones.

Según informó el medio Infobae, en Inglaterra los usuarios del transporte público están obligados por ley a usar cubrebocas, de lo contrario deberán enfrentar una multa de 100 libras esterlinas.

Si se reincide en esta conducta, la multa será de 200 libras y, si se vuelve a caer en esta conducta la cifra subirá a las 400. De seguir incurriendo en esta pena, se puede llegar a pagar hasta 3 mil 200 libras esterlinas.