Los gobiernos del PAN y Morena “debilitaron” a Puebla, sin crecimiento económico y con inseguridad, acusó el dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas.

Al encabezar este lunes la elección interna del Consejo Estatal 2020-2023, aseguró que la entidad poblana “necesita” al PRI y por eso volverá con fuerza en las elecciones de 2021 y “recuperará” la gubernatura en 2024.

En una asamblea virtual denunció que en el estado “no hay calidad de vida” tras los gobiernos de Rafael Moreno Valle, Antonio Gali Fayad y el actual de Miguel Barbosa Huerta.

“Los gobiernos del PAN, y ahora de Morena, se han encargado de debilitar la capacidad del estado poblano. No hay crecimiento económico, no hay calidad de vida para las familias poblanas y es preocupante la inseguridad que se vive en todos los rincones de Puebla”, reclamó.

En su discurso aseguró que “Puebla necesita al PRI” y sostuvo que en 2021 el partido recuperará en las urnas espacios en los ayuntamientos y el Congreso del estado.

“Puebla necesita del PRI y el primer paso lo vamos a dar en las elecciones de 2021; vamos a ir a esos comicios con toda la fuerza de nuestra militancia y con todo el apoyo de la dirigencia nacional, lo digo con firmeza”, expresó.

Con la renovación del consejo convocó a apuntalar al partido para fortalecerse y buscar recuperar la gubernatura en 2024.

“Vamos a ampliar el peso político en el estado [...] vamos a pavimentar el camino para ganar el gobierno en 2024. Queremos una entidad próspera, estoy convencido que lo haremos juntos”, apuntó.

Celebró el arribo de nuevos personajes al partido y llamó a los militantes a no pelear por intereses personales, sino priorizar la unidad del partido.

En la sesión también tomó protesta a los 320 consejeros estatales, que se encargarán de elaborar la plataforma electoral, validar las alianzas con otros partidos y los métodos para la repartición de candidaturas.

Reclama Néstor desalojos de Barbosa

El dirigente estatal del PRI, Néstor Camarillo Medina, aprovechó su intervención para condenar que el gobierno de Miguel Barbosa Huerta haya desalojado por la fuerza los edificios que ocupaban la CNC y la CNOP.

Sin mencionar al gobernador afirmó que el tricolor no permitirá que lo intenten controlar o atentar contra “su dignidad”.

“No permitiremos que se nos quiera controlar. Puebla requiere un gobierno que apoye y respete a los campesinos; nos podrán despojar de la edificación material, pero nunca podrán pasar por encima de nuestras raíces y nuestra dignidad”, refirió.

Esto en referencia a que el viernes el gobierno de Puebla desalojó a la Confederación Nacional Campesina (CNC) y a la Organización Nacional de Organizaciones Populares (CNOP), con el argumento de que los edificios que ocupaban como oficinas pertenecen al estado.