El pasado jueves la policía de Chile confirmó la detención de un hombre de 61 años, quien es acusado de abuso sexual hacia una menor de 14 años, caso que fue detectado gracias a un video subido a la red social de TikTok.

La grabación muestra, en primera instancia, a la hermana menor mientras baila en el centro de la habitación; en un giro de la cámara, se aprecia al hombre acostado sobre la cama junto a la víctima y uno de sus brazos oculto bajo las sábanas y la almohada.

Además, se observa de reojo el momento en que el sujeto manosea a la menor en su propia habitación, al tiempo en que se graba y publica las imágenes en la plataforma.

“Este vídeo aparece en las redes sociales inmediatamente después de que se graba. Es un contexto familiar, estaban en la habitación, la hermana de la víctima graba el vídeo y lo sube a las redes sociales a mediados de julio”, comentó a la prensa el subprefecto de la Policía de Investigaciones (PDI), Francisco Ceballos.

“Es posible indicar que hay cronicidad en el tiempo. Hay un abuso mantenido y que estaba normalizado en el interior de la familia”, agregó.

Más tarde, trascendió que el ahora detenido es pareja de la abuela materna de la víctima, quien aparece en las imágenes junto a la menor en su cama. El sujeto fue detenido en la noche del miércoles, justo cuando el video logró viralizarse y provocar una oleada de críticas en redes sociales, así como una protesta frente al domicilio del acusado en el centro de Santiago.

Luego de que las imágenes se esparcieran en redes sociales, la defensora de la Niñez de Chile, Patricia Muñoz, solicitó en Twitter no favorecer la difusión de ese tipo de vídeos “para proteger a niños, niñas y adolescentes víctimas”.

Foto: Capturas de Pantalla de Twitter