Un estudio publicado hace algunos días en la revista PLoS Medicine señaló que tras cinco años de implementar el etiquetado de advertencia sobre el contenido de azúcares, sodio y grasas en los alimentos, se registró una reducción de 1.3 millones de casos de obesidad, además de una reducción de mil 800 millones de dólares en costos directos e indirectos para México.

La investigación determinó que esta medida podría reducir hasta 37 calorías al día por persona, basando su estimación en los parámetros más conservadores que hallaron en literatura científica, obtenidos tras una serie de experimentos en Canadá.

En caso de aplicar los parámetros del impacto observado en Chile para las bebidas azucaradas, publicado hace unos meses, pasaríamos de esas 37 calorías a 86 al día, lo que generaría un estimado de 2.8 millones casos de obesidad menos, como añadió Basto Abreu; sin embargo, “nos gusta ser conservadores porque podemos decir ‘este sería el impacto mínimo que podríamos esperar en la población mexicana’”.

“La disminución para los 125 millones de mexicanos en esos cinco años sería de cerca de ocho billones de calorías, lo cual puede sonar a mucho, pero eso no quiere decir que el etiquetado por sí solo vaya a ser la bala de plata que resuelva el gigantesco problema de obesidad que hay en México”, dice el comunicado.

Destacó además que el equipo de investigadores del Instituto Nacional de Salud Pública que realizaron el estudio son plenamente conscientes de que la lucha contra la obesidad es un maratón “de largo aliento”, por lo que propusieron hacer cambios en su principal herramienta de monitoreo, la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT).

“En lugar de hacerla cada seis años, como se hacía antes, se va a ir levantando cada año en diferentes lugares. De manera que al cabo de los seis años tengamos la información completa del país; pero también tendremos indicadores año con año”.

Aunque todavía existe una expectativa sobre cómo se comportará la industria en México, los especialistas confían en que la reformulación de productos podría tener un impacto todavía más benéfico para la población.

Fotos: Twitter / @Contrapesomx - @SaludCriticaMX