Un tribunal federal negó un amparo a Eugenio Hernández Flores, ex gobernador de Tamaulipas, quien será extraditado a los Estados Unidos en donde está acusado de  asociación delictuosa y lavado de dinero, entre otros delitos.

Hernández Flores pretendía que el presidente Andrés Manuel López Obrador y el canciller Marcelo Ebrard, intervinieran en su caso para no ser extraditado.

El ex gobernador dijo que ni el presidente ni el secretario de Relaciones Exteriores dieron respuesta a un escrito que les envió, donde pide no ser entregado.

En primera instancia, la jueza Sandra Leticia Robledo Magaña le había negado el amparo al ex gobernador, decisión que ratificó el tribunal federal.

El 2 de marzo de 2018, el entonces secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, emitió el acuerdo que concedió la extradición de Hernández Flores para que la Corte Federal de Distrito para el Distrito Sur de Texas lo juzgue por los delitos de asociación delictuosa para lavar dinero, operar un negocio de envío de dinero sin licencia y asociación delictuosa para cometer fraude bancario, según una nota del diario Milenio.

Eugenio Hernández Flores fue gobernador de Tamaulipas de 2004 a 2010. Sucedió en el poder a Tomás Yarrington, quien está en prisión en los Estados Unidos, desde 2018, acusado de tráfico de drogas, extorsión, fraude y blanqueo de capitales.