Un nuevo grupo de comerciantes atlixquenses, en este caso semifijos de la 11 poniente o calle ancha también levantaron la voz y pidieron los dejen salir a las calles para poder trabajar, de entrada, se comprometieron a adecuar sus puestos para conservar la sana distancia usando plásticos, acrílicos o cristal.

Gerardo Ortega uno de ellos, señaló que el gobierno municipal solo les ha dado largas, “nosotros no le estamos pidiendo un solo peso al gobierno, pero solo nos dan largas, en cambio a los que venden martes y sábado que dejan todo hecho un desorden si les permiten vender”.

Este grupo está conformado inicialmente por 19 vendedores que se ubican sobre la 11 poniente entre calle 3 y 9 sur, aunque hay más, porque la vía va desde avenida Independencia hasta calzada del Carmen, pero están advertidos de que si salen los van a multar o les retirarán el permiso de venta.

“Estamos conscientes de que los mismos inspectores ya están hartos del desorden, por eso hemos pedido que nuestra propuesta sea planteada al presidente, pero temo que no ha avanzado por los operativos que recientemente hizo el gobierno del estado”, comentó.

Y continuó: “solo nos traen con el vamos a ver y ya llevamos meses sin salir, esto lo pedimos los que vendemos entre semana, los de inspectoría saben quiénes somos, vamos a intentar acércanos a otros grupos de comerciantes para ver si logramos algo con ellos, porque la situación ya es insostenible”.

Garantizó que respetaran horarios, medidas de prevención y mitigación del contagió, los tres días que les corresponde vender en dicha calle. Reconoció que algunos de los mercaderes de esa vía se colocaron en locales cuando se prohibió la venta en la vía pública, pero otros no alcanzaron un espacio establecido y se tuvieron que ir a las calles cercanas o también a andar de ambulantes.

“Ya vamos para el quinto mes por eso estamos buscando todas las vías posibles, ya lo intentamos con el municipio y no hay nada claro, vamos a tratar de llegar a diputados o al mismo gobierno de Puebla, para poder subsistir”, finalizó el comerciante.