Al menos unas ocho unidades del transporte público fueron aseguradas mediante un operativo de la Secretaría de Movilidad y Transporte, ya que ofrecían al servicio con diferentes irregularidades, como no contar con permisos, placas de circulación y seguro de vida para los pasajeros.

En el despliegue policial se contó con el apoyo de elementos de la Policía del Estado sobre la carretera estatal, por el Arco de Seguridad de San Francisco Altepexi y otro más en la junta auxiliar de San Diego Chalma y la "Y" de Peñafiel, siendo estos dos últimos en Tehuacán, lugares en donde se logró detectar a dichas unidades que prestaban el servicio sin su documentación en regla.

Las unidades que fueron consignadas corresponden a cuatro colectivas y cuatro autobuses de servicio público que transitan en Ajalpan y la Sierra Negra, por lo cual fueron llevadas al corralón. Las propias autoridades dieron a conocer que los propietarios deberán pagar una sanción económica para poder recuperarlas.

Es importante mencionar que varias de las quejas de concesionarios han surgido porque hay unidades que circulan de manera irregular en la región y aunque se habían ingresado solicitudes a la Secretaria de Movilidad y Transporte de Puebla para realizar operativos, no había respuesta.

En entrevista con concesionarios de Tehuacán, mencionaron que es necesario que los operativos se realicen de manera constante ya que es común la presencia de este tipo de transporte, además de que los conductores de las unidades son alertados para no circular cuando hay dispositivos de seguridad de esta secretaría en el municipio o la región.