Moderna, una de las compañías estadounidenses centradas en el descubrimiento de fármacos, reveló que dará inicio a sus pruebas de la vacuna contra el Covid-19 en su FASE 3, lo que quiere decir que muy pronto las pondrán a la venta en el mercado.

De acuerdo con el Financial Times, la compañía farmacéutica ofrecerá el compuesto en un precio que estará por encima del que cobrarán a los gobiernos otros laboratorios durante la lucha contra la pandemia del Covid-19.

Como era de esperarse, el precio sería dominante en Estados Unidos y algunos otros países de altos ingresos que la compañía priorizará para su venta. Cabe recalcar que en lo que va de la pandemia, la empresa disparó casi un 325 por ciento debido a que su vacuna mostró signos tempranos de efectividad, además de convertirse en la primera en EU que participó en los ensayos clínicos.

Actualmente, el precio de la vacuna tiene un rango aproximado de entre 25 y 30 dólares por dosis, lo que quiere decir 658 pesos por inyección. Se trata de un precio mucho más elevado que Pfizer BioNTech  que la semana pasada acordaron un pre-pedido con Estados Unidos.

Para el caso de la vacuna de AstraZeneca, desarrollado en colaboración por la Universidad de Oxford, su precio podría estar oscilando entre 3 y dólares por inyección. Es decir, 87 pesos mexicanos, aunque hay que tomar en cuenta que esto se trata de una estimación.

 

¿Quiénes serán los primeros en recibirla?

Una vez que el mundo conoció al SARS-CoV-2 a finales de 2019, miles de científicos iniciaron la búsqueda de una vacuna que pudiera contrarrestar sus efectos devastadores, y al parecer ya existen varias que pronto llegarán al mercado, lo que nos hace cuestionarnos quién las tendrá primero.

Para que podamos responder a esta pregunta debemos saber en primera instancia que, de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), existen más de 200 proyectos de vacunas en marcha que permanecen enlistados, aunque solamente sean 25 los que se encuentran en etapa clínica y de esas 25 solo 10 se encuentran en una fase avanzada.

Una vez que alguna de estas vacunas se considere lo suficientemente buena para proteger a la humanidad, entonces comenzará el debate, ya que alrededor del mundo hay un estimado de 7500 millones de personas.

De acuerdo con Soumya Swaminathan, experta de la OMS, la prioridad de vacunación se pondría en los que están en primera línea de riesgo; aquí podríamos enlistar a médicos y policías, así como los más vulnerables a la enfermedad, que son ancianos y diabéticos. A esta lista, hay que añadir a personar expuestas en zonas de alta transmisión como barrios marginales.

“Hay que comenzar con los más vulnerables y luego vacunar de manera progresiva a más gente”, comentó Soumya.

 

Foto: Captura de pantalla de YouTube