Este martes, los laboratorios con base en Estados Unidos “Pfizer”, “Merck” y “Moderna” notificaron que en caso de crear exitosamente la vacuna contra el Covid-19, ésta no será vendida a precio de costo, informaron durante una audiencia en el Congreso estadounidense.

Como contraparte, Johnson & Johnson y AstraZeneca adquirieron el compromiso de vender sus vacunas sin obtener ganancias, al menos de forma inicial.

Lo cierto es que varias compañías han recibido subvenciones por cientos de millones de dólares por parte del gobierno de Estados Unidos y otros países, pero los acuerdos no siempre vienen con cláusulas para que se fije un precio máximo de las dosis.

La compañía de biotecnología desarrolló una de las vacunas experimentales con mayor avance, cuyos ensayos de fase 3 comenzarán la próxima semana en 3 mil voluntarios.

La empresa recibió 483 millones de dólares del dinero público de EU para lograr financiar tanto la investigación como el desarrollo, pero sin un contrato de suministro para el país, comentó Stephen Hoge, presidente de “Moderna”.

Pero AstraZeneca, socio importante de la Universidad de Oxford en el desarrollo de una de las vacunas más avanzadas al momento, se encuentra en ensayo de fase 3, por lo que firmó un contrato por mil 200 millones de dólares con la agencia Barda del gobierno estadounidense con el que prevén la entrega de 300 millones de dosis a precio de costo. Por su parte, la Unión Europea firmó un contrato similar en junio.

Johnson & Johnson, que también se encuentra financiado por la llamada operación 'Warp Speed' de la Casa Blanca (456 millones de dólares), comentó que el precio de más de mil millones de dosis no les dejaría ganancias durante la fase de emergencia de la pandemia.

Foto: Captura de pantalla de YouTube