En avanzado estado de descomposición y cubierta con una sábana fue hallada Marisol L.C., de 32 años de edad, la tarde del pasado 16 de julio en una vivienda de la colonia Jardines de Santiago, a donde llegó a convivir con su asesino.

Vecinos del lugar comentaron que el jueves anterior, agentes ministeriales llegaron a la zona para catear un domicilio de la privada Iglesias, en el cual vive un guardia de seguridad privada de 40 años.

En ese instante descubrieron que en el patio estaba el cadáver de Marisol pero ya putrefacto, luego de que días antes fuera vista llegar en compañía del sospechoso.

Tras el hallazgo de otros indicios, las autoridades aseguraron el inmueble, sobre el cual colocaron los sellos de la Fiscalía con el número de carpeta de investigación 596/2020.

En cuanto al propietario, los colonos manifestaron que fue detenido un día antes al cateo, sin que se conozca más sobre la situación jurídica que guarda. 

Al momento la Fiscalía de Puebla tampoco ha emitido información alguna sobre este caso en particular.

Marisol fue vista por última vez la mañana del pasado 9 de julio en la colonia Granjas Puebla, cuando se dirigía a su trabajo; jamás regresó a casa por lo que su familia comenzó a buscarla en redes sociales e interpuso la denuncia correspondiente por desaparición de persona.

Aunque su fotografía circuló en Twitter y Facebook, para cuando las autoridades policiacas dieron con su paradero ya era demasiado tarde.