El ayuntamiento de Coronango en ningún momento ha amenazado con cortar el agua potable en Misiones de San Francisco ya que eso sería una violación a los derechos de los habitantes, por el contrario, se han destinado recursos humanos y económicos para mejorar el servicio, aseguró el presidente municipal, Antonio Teutli Cuautle.

Tras el cuestionamiento hecho al gobernador, Luis Miguel Barbosa Huerta, en su rueda de prensa matutina el edil reiteró que en todo momento el ayuntamiento ha buscado los mecanismos para dotar a los ciudadanos de un servicio de calidad, por lo que hasta el momento se han invertido más de 15 millones de pesos para mejorar la infraestructura y dar mantenimiento a los pozos de agua y líneas de conducción.

En ese sentido mencionó que, si bien el contrato de agua potable para casa habitación es de los más bajos en la zona metropolitana, se han dado facilidades como en el 2019 cuando aquellos ciudadanos que habían hecho su contrato de agua potable con el municipio de Cuautlancingo pudieron venir a cambiarlo en Coronango sin pagar un solo peso.

Quienes no aprovecharon esta oportunidad, en el 2020 tenían que pagar por el contrato pero tras la pandemia del Covid el Cabildo aprobó hasta el momento dos apoyos, reduciendo considerablemente el costo de dicho contrato al quedar finalmente en 2 mil 485 pesos, lo que representa un ahorro del 30 por ciento.

Antonio Teutli Cuautle reconoció el compromiso del gobernador Luis Miguel Barbosa para apoyar a Coronango y ser mediador en caso de ser necesario, sin embargo, se mantienen los canales de comunicación con las autoridades estatales y de municipios conurbados para lograr buenos resultados en beneficio de los ciudadanos.

Por su parte el director de Agua Potable de Coronango, Gonzalo Amastal Chapuli mencionó que a pesar de que hasta el momento solo 8 mil de 40 mil usuarios se encuentra al corriente en sus pagos, a todos se les da el mismo servicio y se les ha invitado a aprovechar los descuentos para regularizarse y con ello contribuir a que se puedan destinar más recursos para garantizar la dotación del servicio.