El partido del pasado miércoles entre Cruz Azul y Tigres terminó caliente luego de que los cementeros empataran al último minuto y luego le arrebataran el triunfo a los universitarios por la vía penal, lo que generó cierta molestia entre los jugadores.

Al finalizar el encuentro, con una victoria apenas conseguida de los capitalinos, el delantero Guido Pizarro arremetió contra el estratega de Cruz Azul, Robert Dante Siboldi, retándolo para verse afuera de la cancha para arreglar “asuntos”.

Pero quien se llevó la noche fue el delantero Javier Aquino, quien se formó y debutó con Cruz Azul. El oaxaqueño se burló de la sequía del equipo por llevar casi 30 años sin ganar un título de copa.

“Si vieran que salí de ahí, 30 años sin ganar nada y siguen reclamándolo [] Quieren pelear, ganan un partido acá y están festejando”, dijo.

Los comentarios de burla por parte del futbolista no fueron bien recibidas por la afición celeste, donde tanto futbolistas como exfutbolistas arremetieron contra él, sumándose al reproche los técnicos que lo descubrieron en fuerzas básicas.

 

Para Roberto Pérez, entrenador que descubrió a Aquino en fuerzas básicas, sus comentarios fueron lamentables, como señaló en entrevista con Récord, donde contó un episodio en que el jugador estuvo a punto de salir de la institución sin debutar, lo que hubiera puesto en riesgo su carrera.

Pérez comentó que la decisión de mantenerlo en Cruz Azul fue de él, Siboldi y Joaquín Moreno.

Foto: Capturas de pantalla de Twitter